Piden al Estado investigar y dar con paradero de personas desaparecidas  

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El CONADEH reportó que inició el contacto inmediato con los familiares de las personas desaparecidas.

Tegucigalpa, Honduras

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) expresó su profunda preocupación por la denunciada desaparición de 14 personas en la aldea Crique, departamento de Atlántida e instó al Estado hondureño a realizar las investigaciones correspondientes con la debida diligencia hasta dar con su paradero.

Según diversos medios de comunicación, las personas desaparecidas son: Omar Escobar, Vanessa Hernández, Carlos Martínez, Miguel Molina, Eduardo Molina, Isaías Guzmán, Lucio Corea, Greysi Hernández, Mirian Hernández, Damaris Bardales, Alberto Bardales y Elvin Hernández. Los informes indican que estos jóvenes, dedicados a la recolección de palma africana, fueron privados de su libertad por varios hombres armados vestidos como militares cuando se encontraban en su residencia.

El CONADEH reportó que inició el contacto inmediato con los familiares de las personas desaparecidas y está dando seguimiento a las acciones de las autoridades para localizar a los desaparecidos. El organismo manifiesta su preocupación ante las reiteradas denuncias sobre individuos que, con aparente indumentaria de agentes del Estado, cometen crímenes en el país.

En un ejemplo reciente, el 23 de junio de 2024, la Policía Nacional capturó a una persona vinculada al crimen organizado, quien portaba un chaleco con la leyenda DIPAMPCO. Asimismo, en abril de 2024, el Ministerio Público encausó a cinco agentes de la DIPAMPCO por secuestro agravado y otras agresiones.

El CONADEH señaló que las denuncias sobre las 14 desapariciones se ajustan al concepto de desapariciones forzadas tal como lo determina la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Este Tribunal determinó que la desaparición forzada inicia con la privación de libertad y la subsiguiente falta de información sobre el paradero de la persona, y se mantiene mientras no se conozca su destino o se identifiquen con certeza sus restos.

Además, el Tribunal subrayó que este delito no solo puede ser cometido por agentes estatales, sino también por miembros de una estructura organizada que actúan con la aquiescencia y tolerancia del Estado, y que impunemente practican la tortura y el asesinato. La falta de diligencia en la investigación de estos hechos podría acarrear responsabilidad internacional para el Estado.

En consecuencia, el CONADEH recomienda al Estado de Honduras realizar las investigaciones necesarias con la debida diligencia y adoptar medidas urgentes para prevenir y corregir el tráfico y falsificación de indumentaria de agentes del orden público, de modo que la ciudadanía pueda identificarlos plenamente ante cualquier retén, inspección o requerimiento. OB/Hondudiario 

En nuestra Portada...

Coma