Promesas y realidades en los primeros 100 días de gobierno de Iris Castro de Zelaya

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Los hondureños decidieron por un cambio en la administración pública y en medio de promesas, con una alianza política, se eligió como presidenta a Xiomara Castro, promoviendo grandes expectativas entre los hondureños.

Tegucigalpa, Honduras
Presidenta de Honduras, Xiomara Castro

Se han cumplido los primeros 100 días del Gobierno de Iris Castro de Zelaya como la primer presidenta mujer de Honduras y es costumbre en todos los países mundo, revisar el quehacer administrativo mediáticamente de este período de tiempo, tienen un significado simbólico y estratégico si se quiere, porque perceptivamente marcan las rutas socio políticas y el cumplimiento de las promesas.

Aunque el liderazgo logrado en las pasadas elecciones, su figura pública se ha visto mermada por medio centenar de manifestaciones populares de diferentes sectores de la sociedad hondureña, incluidas las protestas de sus mismos seguidores, que, según ellos, le llevaron al poder y exigen una fuente de trabajo.

Se suma una aparente lentitud en algunas Secretarías de Estado, donde sus ejecutivos se han dedicado a criticar la administración pasada, en cambio otras, han decidido trabajar y empujar las políticas públicas prometidas por la Presidenta.

Aunque se han cumplido muchas promesas, los efectos o resultados de las mismas podrán observarse en los próximos días, aunque la demanda de miles de seguidores manifiesta su desencanto, por los escenarios de incertidumbre que el propio Gobierno está promoviendo.

Es importante señalar que, la mandataria Iris Castro, antes de asumir la primera magistratura del país, enfrentó la crisis interna de su propio partido por la elección de la junta directiva del Congreso Nacional, donde ella impuso a Rolando Redondo cumpliendo una promesa política con el Partido Salvador de Honduras (PSH) y en una abierta intervención ante el Poder Legislativo.

La división interna la obligó a que ella, no fuera juramentada por el presidente del Congreso Nacional, sino por una juez, consciente que la elección de Rolando Redondo, era y es ilegal, porque fue nominado sin contar con el número y/o mayoría calificada de los diputados.

En tal sentido, bajo la imposición de Rolando Redondo en el Poder Legislativo, a pesar que el diputado de LIBRE, Jorge Cálix, que gozaba de la mayoría calificada de los parlamentarios, la Presidenta empujada por su esposo y coordinador del partido, expulsó a 20 diputados, pero al final fueron reintegrados y permitir que un presidente sin ser juramentado dirija el primero Poder del Estado, hasta la fecha.

En su discurso, la presidenta Castro mencionó cuales serían los temas a tratar de emergencia durante su gobierno, entre los cuales están: La derogación de la Ley de las ZEDEs, la Ley de Secretos, Instalación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICIH),  Retorno a clases presenciales en los centros educativos de todo el país, otorgar un subsidio a los combustibles, otorgar energía eléctrica gratuita a sectores pobres del país, recuperación de las empresas estatales la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel) y la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), entre otras de orden social y políticas.

Promesas 

Cumpliendo las promesas de campaña, se derogó el decreto de las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) porque violentaba la Constitución y la soberanía del territorio nacional. El pasado 21 de abril el Poder Legislativo y el Ejecutivo, oficializaron la derogación de esa Ley y que deberá ser ratificada en una segunda legislatura en el CN.

También, se aprobó la derogación de la Ley de Secretos, la Ley de Empleo por Hora y otras leyes, cuyos efectos positivos o negativos podrán verse a corto y mediano plazo, de igual forma, desde el Poder Legislativo se han aprobado otras leyes como: Ley de Seguro Social, Ley de Aduanas, Ley de Reevaluación de Activos, Ley del Plan Nacional de Alfabetización, entre otras.

Combustibles

Envió al Congreso Nacional un proyecto de ley para aprobar un subsidio o rebaja de 10 lempiras a la fórmula del precio base de los carburantes para palear los aumentos influenciados por el mercado internacional, cuyo efecto es imperceptible.

Disposición que no ha dado los efectos deseados para los hondureños porque los altos precios superan más de los 100 lempiras, consecuencia de la invasión de Rusia a Ucrania.

Energía Eléctrica gratis

Se aprobó el proyecto de Bienestar Social en el Congreso Nacional, en el cual se elimina el pago de energía eléctrica a miles de hondureños, en cuyos hogares se consume menos de 150 KW.

Retorno a clases presenciales

En medio de la incertidumbre por los efectos de la pandemia del Covid-19, se ordenó el retorno a clases presenciales a través del llamado del Ministerio de Educación, una iniciativa cuyos resultados han favorecido a miles de niños de todo el país.

A la fecha, se ha normalizado el proceso a pesar de los esfuerzos, considerando que miles de centros educativos a nivel nacional no tienen las condiciones adecuadas en sus instalaciones.

Matrícula gratis

Asimismo, se aprobó que ningún padre de familia pague por matricular a sus hijos en todas las escuelas públicas y lo que ha permitido beneficiar a las familias de escasos recursos.

Protección al medio ambiente

Se aprobó un decreto legislativo que anulaba todos los permisos de la explotación minera a “cielo abierto” y se cancelaron todas las licencias, permisos y concesiones de explotación en ríos y reservas.

Además, se aprobó el programa Comité Nacional de Protección Forestal (Conaprofor) donde se establece la seguridad de los bosques, combatir la deforestación y la tala ilegal en Honduras.

Garantizar la alimentación

A través de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) se han promovido los programas de desarrollo agropecuario para lograr la soberanía alimentaria, amparado en los acuerdos del tratado del Libre Comercio entre Centroamérica y los Estados Unidos (CAFTA).

Derechos Humanos

Invocando los principios de derechos humanos, aprobó el decreto que condena el golpe de Estado de 2009 y a la vez una amnistía para los presos políticos, denominada Ley para la Reconstrucción del Estado Constitucional de Derecho y evitar que estos hechos se repitan.

Decreto catalogado “pacto de impunidad” del Gobierno de Iris Castro de Zelaya, que ha permitido que muchos dirigentes del partido LIBRE, aún con procesos y presos por actos de corrupción en el gobierno liberal de su esposo Manuel Zelaya, lo que permitió salieran libres de las cárceles, así como muchos dirigentes campesinos, incluyendo los defensores del río Guapinol, entre otros.

Ley contra la reelección

Aunque el Congreso Nacional que preside Rolando Redondo, se aprobó un decreto para castigar a las personas que promovieron la reelección presidencial, la iniciativa pretende investigar y acusar contra los dirigentes de los entes electorales.

CICIH  

Atendiendo sus promesas de campaña, se pidió a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) apoyo para la instalación de una Comisión Internacional Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (CICIH), solicitud aceptada y que se espera una misión exploratoria en los próximos días.

Recuperación de empresas estatales

Se ha promovido una reforma a la ley de Sistema Eléctrico del país, que incluye la restructuración de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) que se encuentra en una crisis financiera.

Además, se destacan una creación de medidas para la refundación de Honduras; Leyes orientadas a la destrucción de la protección social y criminalización de las protestas; Un Estado abierto y república digital; Impulso al turismo.

 Protestas empañan los primeros 100 días

A pesar de los intentos por parte de Castro por afianzar su gobierno, las continuas protestas por parte de diferentes gremios a lo largo de estos 100 días de mandato han provocado desconfianza por parte de la población hacia la mandataria y su gabinete.

Unos de los más recurrentes son las protestas por parte del sector salud, en donde el personal sanitario que laboró bajo contratos temporales durante la pandemia de Covid-19 se han mantenido en constantes huelgas a nivel nacional exigiendo sus permanencias, así como el pago de sueldos atrasados lo que ha desatado una problemática interminable entre los galenos y las autoridades de la Secretaría de Salud (Sesal)

Al día siguiente de haber tomado posesión del cargo, enfrento la primera protesta durante su mandato, esta seria por parte de los maestros interinos y del Programa Hondureño de Educación Comunitaria (Proheco) que exigían un contrato de trabajo permanente, manifestaciones de este gremio se extendieron en todo el país por varios días.

El pasado 7 de abril, los transportistas del sector interurbano, taxi y urbano paralizaron el país con tomas de calles, carreteras a nivel nacional con la justificación del alto costo de los combustibles, situación que obligó al gobierno a negociar aumentos al precio del transporte.

Tras cumplir el centenar de días bajo el cargo de presidenta de Honduras, Iris Castro ha asumido el reto de ser la primer mujer en liderar a la nación en la historia, pero aún le restan varios años en el cargo, donde intentará darle un giro a un país abrumado por la corrupción y el narcotráfico, donde el poder judicial no tiene independencia y la policía continua siendo ineficaz y activa en actividades criminales, un país donde la corrupción endémica ha creado un Estado cleptocrático conformado por grupos clandestinos y élites.

Un país donde la mitad de la población desafíos vive en pobreza y decenas de miles abandonas sus fronteras cada año por la falta de empleo y de oportunidades mientras la violencia, la discriminación y la persecución continúan afectando a las poblaciones más vulnerables.

Avanzar hacia un cambio será muy difícil para el gobierno de Castro ya que deberá enfrentar muchos desafíos en el camino, donde más de 11 millones de habitantes esperan ansiosos por ver resultados positivos para el bien de cada individuo como de una nación ávida de salir de una crisis en la que se ha sumergido con el paso de los años. ES/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma