Racionamientos de agua se mantienen de momento a dos veces por semana en la capital

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Se espera que los racionamientos de agua continúen en las próximas semanas.

Tegucigalpa, Honduras

El encargado de la Subgerencia de Agua Potable, Francisco Zepeda, informó que los horarios de distribución de agua en el Distrito Central de momento siguen programados a dos veces por semana.

Zepeda indicó que los racionamientos de agua en Tegucigalpa se mantienen, con diferentes frecuencias según la zona de la ciudad.

En el caso de las zonas que dependen de las represas Concepción y Laureles, el suministro se realiza dos veces por semana, mientras que para quienes dependen de El Picacho, el agua llega una vez por semana.

Los embalses de Concepción y Laureles se encuentran al 56 y 60 por ciento de su capacidad, respectivamente, lo que permite mantener el actual esquema de racionamiento.

Los casos de racionamientos severos se están atendiendo de manera focalizada, al igual que los problemas que dependen de juntas de agua, según planteó.

Sin embargo, reconoció que hay muchas zonas de la ciudad donde el agua no llega por la red pública y los residentes deben abastecerse con cisternas.

Las autoridades reiteraron el llamado a la población a hacer un uso responsable del agua y a tomar medidas para ahorrarla, como cerrar la llave mientras se lavan los dientes o se bañan, y reparar fugas en las tuberías.

Se espera que los racionamientos de agua continúen en las próximas semanas, mientras las represas no alcancen un nivel adecuado de almacenamiento.

Advierten de más racionamientos

En tanto, el presidente de las Juntas de Agua de Tegucigalpa, Manuel Amador, realizó una advertencia sobre la posibilidad de implementar nuevos racionamientos de agua en la capital debido a las altas temperaturas que azotan el país en esta época.

Con termómetros que superan los 38 grados centígrados, el país enfrenta una de las etapas más calurosas del año, lo que intensifica los tradicionales cortes de agua que son una realidad para muchos hogares capitalinos.

A su vez, Amador destacó que estas restricciones en el suministro afectan de manera desproporcionada a los sectores más vulnerables, mientras que las clases más privilegiadas suelen asegurar su acceso al vital líquido.

Añadió que, actualmente, los racionamientos ya son una realidad para aquellos que dependen del suministro de la represa El Picacho, experimentando cortes de hasta seis días. OB/Hondudiario

 

En nuestra Portada...

Coma