Se entregan 4 agentes policiales por muerte de aficionado del Real España

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***Los acusados son los agentes: Carlos Roberto Escobar Mejía, Armando Sauceda Santos, Bayron Patricio Zelaya Gálvez y Chelssy Patricia Sandres Hernández.

Tegucigalpa, Honduras

Cuatro funcionarios policiales acusados de asesinar de forma violenta al aficionado del Real España, Wilson Pérez Hernández; se presentaron de forma voluntaria en las últimas horas a los Juzgados para responder a las acusaciones en relación a este sonado caso.

El hecho se suscitó en el pasado mes de mayo luego de la final del fútbol hondureño, la cual se disputó en el Estadio Olímpico Metropolitano de San Pedro Sula, entre los equipos Real España y Motagua.

Pérez Hernández (21) se convirtió en uno de los sujetos más buscados del país, una vez que cámaras lo captaran en el Estadio Olímpico, tras la final, cuando agredió a un árbitro y después a una mujer policía que rodó por las gradas del coloso.

Durante la operación para dar con el paradero del barrista del Real España, según versión de las autoridades, se suscitó un enfrentamiento entre elementos policiales y miembros de la Mara Salvatrucha MS- 13, en la colonia Juan Lindo sector de los bordos en San Pedro Sula, donde supuestamente falleció Pérez.

Por esto, los cuatro policías asignados a la Dirección Policial Anti maras y Pandillas tenían en su contra una orden de captura emitida el jueves por un juzgado por su presunta participación en la muerte de Wilson Pérez, de 21 años, informó la Policía hondureña.

Por su parte, la familia de Pérez aseguró que fue la Policía Nacional la que le dio muerte y exige que el crimen sea esclarecido y se haga justicia.

Los acusados son los agentes: Carlos Roberto Escobar Mejía, Armando Sauceda Santos, Bayron Patricio Zelaya Gálvez y Chelssy Patricia Sandres Hernández.

Escobar Mejía es acusado por el delito de asesinato, simulación de infracción inexistente y tortura, mientras Sandres Hernández por falsificación de documentos públicos.

Sauceda Santos y Zelaya Gálvez son sindicados por el delito de encubrimiento de asesinato.

La viceministra de la Secretaría de Seguridad, Julissa Villanueva, aseguró que el joven aficionado del Real España, no fue torturado y tampoco hubo una ejecución extrajudicial de parte de autoridades policiales.

Expertos en medicina forense, como defensores de derechos humanos, creen que la muerte del joven aficionado españolista se trata de una venganza extrajudicial, luego que la propia Policía Nacional ofreciera 100 mil lempiras por información que diera con la captura de Pérez. GO/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma