Sin Jesús estamos como ciegos y en ausencia de luz, reflexiona arzobispo Nácher en homilía

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El religioso consideró que existe una transformación real y eficaz al participar en la eucaristía. 

Tegucigalpa, Honduras
Arzobispo José Vicente Nácher

El arzobispo de Tegucigalpa, monseñor José Vicente Nácher, señaló que ver a Jesús es como vernos a nosotros mismos, porque sin él estamos como ciegos, y en ausencia de luz, no podemos ver siquiera lo más cercano. 

En la homilía dominical, Nácher reflexionó sobre que la percepción de nuestra vida depende de la luz o la oscuridad que nos envuelve. 

El religioso consideró que existe una transformación real y eficaz al participar en la eucaristía. 

La transformación del mundo no es algo que se da sin más, sino que, por nuestra propia conversión personal y comunitaria, apuntó.  

Arzobispo de Tegucigalpa, Vicente Nácher Tatay

“Así como la percepción de una habitación cambia conforme a la iluminación que tenga, así también la percepción de nuestra vida varía conforme a la luz u oscuridad que la envuelva”, rezó.  

Nácher expuso a los fieles que al estar participando atentamente en la eucaristía dominical y al salir “diríamos, al bajar del monte santo, aparentemente pocas cosas habrán cambiado fuera, pero sí muchas habrán cambiado dentro de nosotros”. 

En ese sentido, el arzobispo de Tegucigalpa invitó a ver sin miedo a Jesús en la comunión. 

Ver a Jesús es como vernos a nosotros mismos, sin él estamos como ciegos, porque en ausencia de luz, no podemos ver siquiera lo más cercano, comentó. OB/Hondudiario  

 

En nuestra Portada...

Coma