Sugieren que si hay “tiburones” detrás de todo lo ocurrido en Invest-H, «hay que buscarlos»

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***“Todo esto huele mal” dijo el analista para luego preguntarse ¿Será que con ese supuesto delito mayor se estaría arrastrando a otros tiburones, como todo mundo especula que existen?

Tegucigalpa, Honduras

El analista político Olban Valladares dijo que si hay “tiburones” detrás de los supuestos actos de corrupción en Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H), hay que buscarlos de lo contrario todo puede quedar con un chivo expiatorio.

Declaró que si se va a condenar a alguien se tiene que hacer con justicia que es lo que el pueblo hondureño espera.

“El pueblo quiere ver a los grandes corruptos presos y no solo chivos expiatorios que a lo mejor solo cumplieron órdenes superiores”, señaló.

El ex director del organismo gubernamental Invest-H, Marco Bográn y el exadministrador Alex Moraes, fueron capturados el lunes luego que un Juzgado de Tegucigalpa emitiera orden de captura por suponerlos responsables del delito de malversación de caudales públicos en perjuicio de la administración pública.

Ambos funcionarios fueron acusados del delito de malversación de caudales públicos al haber pagado alrededor de 100,000 lempiras por el alojamiento de empleados de la institución que hicieron cuarentena luego de realizar una gira de trabajo en algunas regiones del país.

Según Valladares, es curioso que a los indiciados se les demande por la mala administración de unos 100,000 lempiras que son una bagatela en comparación con los miles de millones de los hospitales móviles que es un supuesto delito mayor y por la que no hay ninguna causa.

“Todo esto huele mal” dijo el analista para luego preguntarse ¿Será que con ese supuesto delito mayor se estaría arrastrando a otros tiburones, como todo mundo especula que existen?

Luego de renunciar a su cargo, desde junio pasado, Bográn compareció en dos ocasiones ante la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) y alegó ser inocente de los presuntos actos de corrupción en la compra de siete hospitales móviles por un costo que ronda los 48 millones de dólares.

Cuando un indiciado alega su inocencia hay que ponerle atención, de lo contrario estaremos aplicando una condena popular con base en evidencias circunstanciales y eso no puede ser, tiene que probarse su participación, dijo Valladares.

Agregó que cuando un condenado, dentro de la prisión, señala a alguien en particular responsable del acto por el cual fue enviado a la cárcel, también se le tiene que poner atención.

Indicó que el caso particular de Marco Bográn llama poderosamente la atención que, en fecha reciente, un grupo de ciudadanos se apostaron en el Juzgado donde él comparecería para lanzarle huevos.

¿Cómo sabían que él estaría allí precisamente en esa audiencia? se preguntó nuevamente.

“Todos esos detalles hay que ponerle mucha atención porque si vamos a condenar vamos a condenar con justicia, que es lo que el pueblo hondureño está buscando”.

Reiteró que si hay tiburones más grandes detrás de todo esto busquémoslos porque si no vamos a quedarnos con un chivo expiatorio. GO/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/2GM9PRq
¡Escanéame!
Coma
Coma