Taiwán: 80 años apoyando el proceso de desarrollo en Honduras

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***Aunque los factores culturales, históricos y de lenguaje son diferentes entre ambas naciones, esto no ha sido un obstáculo para que se produzcan intercambios de conocimientos y experiencias en diferentes campos con diversas instituciones taiwanesas.

Tegucigalpa, Honduras

En el año de 1941, la República de China (Taiwán) estableció relaciones diplomáticas con la República de Honduras con un firme compromiso de lealtad y hermandad. Desde entonces la cooperación y los lazos de amistad se han potenciado año tras año forjando un camino al desarrollo constante y una sólida amistad.

Durante estos 80 años miles de hondureños han sido beneficiados con los proyectos de desarrollo apoyados por el Gobierno de la República de China (Taiwán) en Honduras. Una gran cantidad de recursos se han invertido en diversos sectores e instituciones hondureñas, en áreas como la salud, educación, agricultura, seguridad, fortalecimiento institucional, entre otros.

Y aunque los factores culturales, históricos y de lenguaje son diferentes entre ambas naciones, esto no ha sido un obstáculo para que se produzcan intercambios de conocimientos y experiencias en diferentes campos con diversas instituciones taiwanesas.

Visitas bilaterales destacadas

El Presidente hondureño Juan Orlando Hernández, durante su visita oficial a Taiwán en 2016, agradeció al pueblo y Gobierno de la isla su histórica cooperación y amistad, las cuales han contribuido al desarrollo económico, social e integral de Honduras y han influido positivamente en la vida de muchos hondureños.

Por su parte, durante la visita a Honduras de la primera mujer presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, el 8 de enero del 2017, se consolidó aún más la agenda de cooperación en el campo de turismo, agricultura y manufactura. Asimisno, la cooperación en el sector educativo también salió beneficiada con el aumento del número de plazas para las becas universitarias y técnicas destinadas a estudiantes hondureños destacados.

La última visita de alto nivel de Taiwán a Honduras se realizó el 17 de enero del 2020, fecha en la que se encontraron el Presidente Juan Orlando Hernández y el Canciller Lisandro Rosales con el Ministro de Relaciones Exteriores de Taiwán, Jaushieh Joseph Wu. En el encuentro ambas partes dialogaron sobre los proyectos de cooperación, el comercio, las inversiones, la cooperación bilateral y la educación entre Honduras y Taiwán. Además, el Canciller taiwanés aprovechó para agradecer al mandatario y al Canciller hondureño, en nombre de su Gobierno, el apoyo a la participación de Taiwán en las organizaciones internacionales.

La cooperación bilateral entre ambos países ha sido un fuerte pilar de apoyo para los diversos sectores e instituciones hondureñas, siendo la cooperación no reembolsable la más significativa. La cooperación de Taiwán con Honduras se centra en la capacitación de recursos humanos, cooperación técnica, ayuda humanitaria y cooperación bilateral.

Cooperación para construir una “Vida Mejor”

Durante estos largos años de relaciones diplomáticas se han ejecutado cientos de proyectos de cooperación institucional, algunos de ellos en el sector social como es el caso del Programa Presidencial “Vida Mejor”, el Programa Presidencial Ciudad Mujer y el Programa Paz y Convivencia de la Secretaría de Seguridad, con los que se ha contribuido al bienestar y seguridad de nuestros hermanos catrachos. Además, el Gobierno de Taiwán proveyó un financiamiento no reembolsable de 3,2 millones de dólares para el programa “No Están Solos”, ejecutado por el Gobierno de Honduras para los damnificados de tormentas Eta e Iota.

Taiwán también contribuyó con el Programa Educación en Eficiencia Energética en la optimización de la gestión energética aportando una donación de 4,4 millones de bombillas LED y financiando la sustitución de las bombillas tradicionales en los hogares de las familias hondureñas a nivel nacional.

Además, destacan diversas cooperaciones como la donación de 4 helicópteros UH1H; la construcción de la carretera República de China (Taiwán) en Lepaterique; la donación de un estudio audiovisual a la Secretaría de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización; el apoyo financiero para la implementación del plan de acción de la crisis de seguridad alimentaria por sequía, la donación de 60 generadores de luz solar, techos y pisos dignos a familias en extrema pobreza en el municipio del Distrito Central, la donación para la reconstrucción y recuperación en beneficio de los damnificados por las tormentas tropicales, la construcción del Taller Escuela Multidiciplinario, la dotación de equipo tecnológico para el fortalecimiento institucional de la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social, y el proyecto «Parque Infantil Ciudad Nueva», entre muchos otros.

La diversidad del apoyo de Taiwán en el transcurso de esta sólida relación ha dejado huellas en el fortalecimiento y desarrollado comunitario con proyectos insignes y perdurables como el proyecto «OTOP» (un pueblo, un producto, siglas en inglés), que comenzó en 2012 con el fin de preservar, desarrollar y promover la industria local del pintoresco municipio de Valle de Ángeles, un pueblo de artesanos que ofrece a nacionales y extranjeros una variedad de artículos de barro, madera, metal y cuero, entre otros.

Cooperación Agrícola

La Misión Técnica de Taiwán desde sus inicios en el año 1971 está orientada a mejorar las condiciones de vida de los pequeños y medianos productores de Honduras con la ejecución de diversos proyectos de cooperación en coordinación con la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) a través de DICTA.

Durante todos estos años, la Misión Técnica de Taiwán ha implementado diversos cultivos con los productores del departamento de Comayagua y les ha ayudado a cambiar la agricultura de subsistencia por el cultivo de vegetales orientales, guayaba taiwanesa, papaya y yuyuga. Este cambio favorece considerablemente las condiciones de vida de los productores, puesto que dichos cultivos gozan de una buena posición en el mercado hondureño.

En el año 2016 se ejecutó la primera fase del proyecto de aguacate que finalizó en el año 2019, y a partir de los exitosos resultados que se obtuvieron en el mismo, ambos países decidieron firmar un nuevo Convenio en marzo del 2019, con el que inició la segunda fase denominada Proyecto de Ampliación de la Reproducción de Plántulas de Aguacate en Honduras.

Gracias al Proyecto de Ampliación de la Reproducción de Plántulas de Aguacate en Honduras, el 27 de octubre del 2020, se inauguró un vivero de Aguacate con capacidad de producción anual de 45,000 plántulas en la ciudad de Comayagua. Dicha construcción se concretó con el apoyo del Gobierno de la República de China (Taiwán), a través de la Misión Técnica de Taiwán en respuesta al Plan Nacional de Aguacate en Honduras. El vivero es el más grande de Centroamérica y abastece de plántulas de aguacate de buena calidad a los productores a nivel nacional. El proyecto de ampliación del cultivo de aguacate se desarrolla en tres viveros situados en los departamentos Comayagua, Intibucá y Ocotepeque.

Proyecto Porcino

En el año de 1993, el Gobierno de Taiwán inició la ejecución del Proyecto Porcino apoyando al Centro de Reproducción de Pie de Cría Porcino en la comunidad de Playitas, Comayagua, con la que se logró una producción anual de 5,125 cerdos, a la vez que proveyó más del 47% de pie de cría a la industria porcina hondureña.

El 1 de febrero de 2021, se reinauguró el Centro de Genética Porcina del Proyecto de Cría y Reproducción de Cerdos en Honduras. Es considerado el más grande de Centroamérica y el más tecnológico, y en él se trabaja en el mejoramiento del rendimiento reproductivo del pie de cría de cerdo para garantizar su suministro de alta calidad a los porcicultores de Honduras.

Además, la Misión Técnica de Taiwán junto a la SAG están impulsando el “Proyecto de Fortalecimiento de la Capacidad de Producción y Comercialización de las Organizaciones de Agricultores en Honduras”. Este proyecto da prioridad a los colectivos vulnerables como las mujeres o los pueblos indígenas para que se vinculen a las cadenas productivas del sector agropecuario y puedan mejorar así su calidad de vida.

Dicho proyecto forma parte de la Estrategia Nacional de Agricultura Familiar de Honduras 2017-2030, y se espera que se fortalezcan las capacidades de 30 organizaciones de productores de las que al menos el 50% están conformadas por mujeres. Esto permitirá aumentar un 30% el valor promedio de la producción anual por hectárea invertida por parte de los productores de papa, y recuperar el 70% del valor de la producción de la fresa.

Referente a la protección del medio ambiente, la Misión Técnica de Taiwán, junto al Instituto de Conservación Forestal (ICF) de Honduras, está ejecutando el “Proyecto de la Gestión Forestal para el Manejo de Plagas” y el “Proyecto de la Utilización de Combustible de Biomasa para Innovar en la Generación de Energía Doméstica a partir de la Conversión de Residuos Forestales en Honduras”.

Con tales proyectos se consigue reducir el tiempo de respuesta ante plagas y el alto riego de incendios, y se generan nuevos empleos y fuentes de ingresos en las comunidades con un enfoque de inclusión social. Además, apoyan también al Gobierno de Honduras en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Salud

La salud es uno de los campos de cooperación más importantes para Taiwán, por eso ha contribuido en la remodelación y reestructuración de diversas salas del Hospital Escuela, Hospital San Felipe entre otros; ha donado equipo médico y medicamentos, ha gestionado diversas brigadas médicas para beneficio de la población más pobre del país, y ha apoyado el fortalecimiento institucional del Sistema Nacional de Salud.

Desde el inicio de la pandemia del COVID-19, Taiwán, como fiel aliado de Honduras, ha sido el primer país en estar presente con apoyo financiero, insumos y equipo médicos, ambulancias, mascarillas quirúrgicas, pruebas (PCR, de antígenos y rápidas), cámaras termográficas y ventiladores mecánicos, entre otros.

Por otra parte, a través del Fondo de la Comisión Mixta Taiwán SICA se donaron 10 ambulancias, 12 vehículos, 3 máquinas de Rayos X y dispositivos médicos para cubrir la necesidad de atención médica a nivel nacional.

La labor de apoyo y el altruismo de Taiwán se ve reflejado en la ayuda a instituciones no gubernamentales como el centro de rehabilitación para pacientes quemados (CRISAQ), con el proyecto “Mallas para seguir rehabilitando vidas”, el cual está beneficiando a cientos de niños y adultos sobrevivientes de quemadruas en el tratamiento de órtesis (mallas, férulas y máscaras).

Cooperación y Ayuda Humanitaria

La solidaridad del pueblo taiwanés con sus hermanos hondureños durante estos 80 años de amistad traspasa el ámbito gubernamental, pues el sector privado taiwanés también ha estado presente en las necesidades del pueblo hondureño. Entre los apoyos brindados por el sector privado cabe destacar: La llegada constante de brigadas médicas que visitan todos los años las comunidades más pobres del país donde la atención médica es escasa, y ofrecen voluntariamente y de forma gratuita sus servicios de atención médica y oftalmología.

La Fundación SunShine de Taiwán capacita a través de talleres al personal médico de la Fundación CRISAQ de Honduras en la atención médica a los pacientes con quemaduras.

La Fundación Budista Tzu Chi siempre ha estado al lado del más necesitado ante las adversidades o desastres naturales que han abatido a los hondureños como en el pasado fue el huracán Mitch. Hoy, nuevamente, ante el embate de la pandemia y el infortunio de la devastación ocasionada por los huracanes Eta e Iota en el norte y occidente del país, dicha fundación se ha solidarizado con los hondureños entregando donaciones de arroz y 25,000 kits de prueba rápida a los hospitales hondureños.

Con la intención de resolver el problema de la seguridad alimentaria de los afectados, el año pasado el Gobierno de Taiwán proporcionó 5,440 toneladas de arroz, lo cual constituye un nuevo récord. Asimismo, las donaciones de arroz se han convertido en una ayuda periódica del Gobierno de Taiwán.

La Fundación Simply Help con sede en Los Angeles ayudó a las familias damnificadas por el Eta e Iota con un contenedor de ropa, zapatos, víveres. Las Cámaras de Comercio de Taiwán en Latinoamérica y América del Norte donaron 7 máquinas móviles purificadoras de agua potable de última generación que vienen a beneficiar a miles de familias con el líquido vital ante los desastres naturales.

La empresa taiwanesa “Overseas Engineering & Construction Company”(OECC) hizó un recorrido por las zonas afectadas por los huracanes Eta e Iota con el propósito de conocer los daños que causaron. Por el momento está en el proceso de explorar posibles formas de apoyo para la reconstrucción.

Relaciones Comerciales

Durante todos estos años, las buenas relaciones que ambas repúblicas han cultivado en las áreas de la economía y del comercio han permitido la firma de distintos tratados como el Tratado de Libre Comercio, que entró en vigencia el 15 de julio de 2008 y que posibilitó la expansión y diversificación del comercio de forma preferencial.

Durante 22 años consecutivos se ha realizado la ¨Expo Taiwán¨ en las ciudades de Tegucigalpa y San Pedro Sula, creándose muchas oportunidades de negocios para los empresarios hondureños. Además destacan las múltiples delegaciones taiwanesas de compradores de café, marisco, ajonjolí, carne bovina y cacao, entre muchos otros productos.

Cabe mencionar que Taiwán, por medio de su Misión Técnica, impulsó la cría de camarón y tilapia en Honduras y que actualmente el camarón hondureño se ha convertido en el producto de exportación más importante para el país. Además, Honduras ha pasado a ser uno de los primeros y principales proveedores de camarones de Taiwán, país que importa más del 30% de la exportaciones hondureñas de camarón blanco y que, por tanto, es el mayor importador de este marisco.

Taiwán también invierte en diversos sectores hondureños como la minería, la fabricación de bolsas de plástico, la cría y cultivo de camarones, los hoteles, la importación de prendas de vestir, los restaurantes y el comercio en general; introduce tecnología de producción avanzada, y crea oportunidades laborales para el país.

A inicios de este año se concretizó una importante cooperación con la firma del Memorándum de Entendimiento entre el Consejo Nacional de Inversiones y el Instituto de Información Industrial de Taiwán (III), para facilitar la atracción de inversionistas en el área industrial digital. La pandemia del COVID-19 no ha sido un obstáculo para continuar la relación comercial, puesto que se han seguido realizando ruedas de negocios virtuales con empresas taiwanesas.

Ambos Gobiernos han concretado la exportación de Honduras a Taiwán de melón, carne de res y otros productos, cuya demanda no se ha detenido durante el 2020, a pesar de la pandemia, y de los huracanes Eta e Iota, sino que sigue en aumento.

Los esfuerzos de ambos Gobiernos han permitido que las exportaciones de Honduras alcanzarán un récord de 106 millones de dólares, lo que supone un crecimiento del 14% en 2020, que es casi cuatro veces mayor al de 2016, según datos del Banco Central de Honduras (BCH). Esto demuestra que la relacion económica y comercial entre los dos países se está consolidando más que nunca.

Educación

La cooperación educativa es otro pilar de mayor interés para el Gobierno de Taiwán, ya que la educación superior es la base del desarrollo nacional y la competitividad internacional, y asegura que las próximas generaciones tengan las herramientas suficientes para enfrentarse a los desafíos y retos del futuro.

Es así como nacieron en el año 2005 dos modalidades de becas completas denominadas las “Becas Taiwán MOFA” y las “Becas ICDF” que son otorgadas a talentosos jóvenes y profesionales hondureños para que estos tengan la oportunidad de realizar estudios superiores de pregrado, maestría y doctorado en las prestigiosas universidades taiwanesas.

Actualmente cerca de 300 hondureños se encuentran estudiando en Taiwán, y otros 300 ya han finalizado sus estudios y se desempeñan en  trabajos gubernamentales y en el sector privado en diferentes ámbitos, contribuyendo así al desarrollo de Honduras. Además, para conocer el valor solidario de los postulantes y darle más valor al programa de becas, no solamente se pide notas sobresalientes, sino que también se solicita la experiencia de haber realizado algún voluntariado.

Con el objetivo de ampliar este beneficio a estudiantes no bilingües, desde el año 2019, se ha realizado un cambio significativo en los requisitos de las becas Taiwán MOFA para brindar mayor oportunidad de participación a jóvenes con excelencia académica de escuelas públicas.

Desde el año 2015 hasta la fecha, el número de becarios ha aumentado hasta situarse entre 42 y 58 becas por año. Además, se ofrecen becas para docentes universitarios (Taiwán Fellowship), militares y para la Universidad de El Zamorano con el objetivo de apoyar a estudiantes de zonas vulnerables.

Asimismo, se facilitan cursos de capacitación vocacional en áreas técnicas en Taiwán y cursos de idioma chino mandarín impartidos en INFOP, la Universidad Pedagógica, el Centro de Lenguas de las Fuerzas Armadas y la Academia Diplomática.

Otro proyecto es la construcción y remodelación de aulas y escuelas en diversas zonas del país, así como la donación de útiles y mochilas para escuelas con limitados recursos económicos. Actualmente se colabora en el financiamiento, reconstrucción, reparación y mejoramiento de centros educativos en diversas zonas del norte y occidente del país afectados por las tormentas tropicales Eta e Iota, así como en la reformación de las escuelas agrícolas.

La Fundación de la empresa ASUS cooperó con la donación de equipos informáticos e implementó el proyecto del Centro de Oportunidades Digitales en Honduras para ayudar a los estudiantes hondureños a continuar sus estudios y mejorar sus recursos diversificados de aprendizaje digital.

Hermandad y Amistad

Para el Embajador Diego Wen, la celebración en el presente año del 80.º aniversario de esta duradera y fraternal amistad es motivo de gran alegría para el Gobierno y pueblo taiwanés. “Taiwán siempre ha sido para Honduras un socio valioso y confiable durante estos largos años de amistad, hemos compartido con nuestros hermanos catrachos sus triunfos, pero también hemos sido esa mano amiga y generosa en aquellos momentos adversos y de tristeza, como las recientes tormentas tropicales Eta e Iota, y la pandemia del Covid- 19”. “Que la hermandad, amistad y fraternidad entre nuestras naciones siga fortaleciéndose por muchos años más”. Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3e5tPLR
¡Escanéame!
Coma
Coma