UNAH impulsa participación comunitaria en Atlántida, mediante estudiantes de Desarrollo Local

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Docentes y alumnos del Instituto Tecnológico Superior de Tela (ITS- Tela), un centro de la UNAH, aplicaron técnicas participativas en la comunidad de Mezapita, municipio de Arizona.

Tegucigalpa, Honduras

Moradores, dirigentes patronales, agricultores organizados y defensores del patrimonio natural en la comunidad de Mezapita, municipio de Arizona, Atlántida, identificaron algunos desafíos y nuevas oportunidades de progreso, mediante técnicas participativas, ejecutadas por los estudiantes y docentes de la carrera de Desarrollo Local de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), en el Instituto Tecnológico Superior de Tela (ITS -Tela).

Una lluvia de ideas pensada por los mismos lugareños arrojó que el problema que más les preocupa en Mezapita, es la pérdida de la cobertura forestal, especialmente en el Refugio de Vida Silvestre Texíguat, un área protegida declarada como tal desde 1987.

Los estudiantes del ITS-Tela, además, guiaron a los comunitarios para que ellos mismos visibilizaran las causas de la deforestación, una situación que requiere atención ya que esa zona es productora de agua, bañada por la cuenca del río Locomapa.

“La falta de conciencia” y “poca aplicación de la Ley Forestal”, son a su juicio las principales causas de la problemática, por lo que pidieron a las autoridades ambientales y municipales una mayor presencia, programas de educación ambiental, controles y sanciones.

Los agricultores organizados coincidieron que se deben mejorar algunas prácticas en sus producciones, para volver más sostenibles sus actividades. “Aquí hay cultivo de granos (maíz), palma aceitera, frutales (rambután y cítricos), palmito, aprovechamiento forestal y ganadería.

Las cuencas que nacen desde los bosques nubosos en la Montaña de Texíguat son un patrimonio natural que deben protegerse con el compromiso de la comunidad, propuso el guardaparques comunitario, Arnaldo Contreras,  autor de una canción dedicada al santuario.

“En mi refugio, Texíguat tenemos mucho que dar, sus aguas son cristalinas y aptas para tomar… tenemos bosque nublado y para ir a la montaña hay que ir bien acompañado… en mi refugio Texíguat aprendimos a cuidar; a las autoridades tenemos que respetar”, citan las letras de Contreras.

¡Viva Mezapita y Texíguat!”, añadió los guardabosques con entusiasmo, entre los aplausos de sus vecinos, docentes y estudiantes.

Las técnicas participativas a cargo de los estudiantes de Desarrollo Local del ITS- Tela, también, sirvieron para que líderes en la comunidad de Mezapita reconocieran que los efectos del cambio climático se agudiza, por la deforestación.

Sequías con pérdida de cultivos por veranos más intensos, reducción del recurso hídrico y erosión del suelo, son algunos de los efectos que la deforestación le trae a su aldea, por ello deben comprometerse con la protección y reforestación de la montaña de Texíguat.

El equipo universitario promovió una autorreflexión entre moradores, para enumerar los cambios ambientales en Mezapita hace algunas décadas, en comparación con el presente.

Además, la Junta de Agua y Patronato de Mezapita mostraron a los estudiantes y docentes, una nueva purificadora comunitaria que potabiliza, embotella y ofrece el vital líquido a precios módicos, para garantizar la sostenibilidad del proyecto.

Cada botellón de cinco galones cuesta 15 lempiras, además, abastecen a las iglesias y centros educativos de forma gratuita. Los equipos e instalaciones de la purificadora de agua en Mezapita, cumplen con los procedimientos sanitarios requeridos, destacó el patronato.

Este proyecto recibió el apoyo de la organización internacional Living Water y autogestión de la comunidad, el costo inicial ronda los 1.1 millones de lempiras, pero la inversión total superará los 1.4 millones. Purificadora de Mezapita ya comenzó a operar desde los últimos días de julio.

Esta gira técnica fue parte de los ejercicios prácticos en las asignaturas de Promoción Municipal Local – DS101 y Técnicas de Investigación en Desarrollo Local I – SS103, impartidas por los docentes Orlando Gómez y Pablo Flores, quienes agradecieron a los vecinos de Mezapita por su apertura y compartir experiencias, pues esta es una de las aldeas más organizadas en el Valle de Leán, Atlántida.

Los costos de la gira fueron financiados por los estudiantes y docentes, apoyados por la UNAH, que tiene como apuesta permanente entregarle a la sociedad hondureña profesionales de alto nivel. Josué Quintana Gómez/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma