Villanueva asegura que un “pez grande” se oculta en caso por muerte de la agente de la ATIC

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El caso de Sherill fue una investigación “negligente, obstruida y desacreditada” por las mismas autoridades y que se buscaba desde la oscuridad “ocultar al pez grande, ¿Quién es el pez gordo?”.

Tegucigalpa, Honduras

La viceministra de Seguridad, Julissa Villanueva, aseguró que un “pez grande” se oculta en caso de la muerte de la agente de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), Sherill Yubissa Hernández Mancia, ocurrido el 11 de julio del año 2018 en la ciudad de Santa Rosa de Copán y que el Ministerio Público (MP) decidió en este 2024 reabrir la investigación.

En su momento, mientras el MP era dirigido por el Fiscal Óscar Chinchilla y su Adjunto, Daniel Sibrián, cerró el caso concluyendo que se trató de un suicidio, pese a que las pruebas no coincidieron con dicha determinación, según explicó Villanueva quien se desempañaba como directora de Medicina Forense.

La funcionaria dijo que en ese momento las autoridades del MP, buscaron desacreditar la prueba científica.

“Era contundente que la escena la habían manipulado. Pruebas tan importantes como los indicios de un teléfono, (que almacena mucha información) y que estuviera en tres sitios distintos y metido dentro de una jarra con agua”, fue suficiente para una clara manipulación de los hechos, dijo Villanueva.

La viceministra recordó que en ese momento se le pidió a la fiscal de Santa Rosa de Copán, Coritza Vega, que dejara a la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), manejar la escena del crimen porque los agentes de la ATIC todavía eran inexpertos en casos de alto impacto, pero hicieron caso omiso.

Lo anterior, porque las decisiones de las autoridades del MP era “ocultar” y lo “hicieron muy mal”. Añadió que el levantamiento cadavérico demostró la manipulación de los hechos.

El caso de Sherill fue una investigación “negligente, obstruida y desacreditada” por las mismas autoridades y que se buscaba desde la oscuridad “ocultar al pez grande, ¿Quién es el pez gordo?”.

Villanueva dijo que no ser parte de esa “farsa” al negarse a firmar un suicidio de parte de la agente, le costó su puesto en la dirección de Medicina Forense y recibió amenazas de muerte. PC/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma