Prensa internacional destaca que Palmerola será un aeropuerto nuevo y más seguro

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

*** BBC News Mundo describe las ventajas que ofrecen las características de Palmerola.

Tegucigalpa, Honduras

El prestigioso medio de comunicación internacional, BBC News Mundo, destacó que con la próxima apertura del Aeropuerto Internacional de Palmerola Honduras saldrá de la lista de países con uno de los aeropuertos más peligrosos del mundo.

En el reportaje publicado, se detalla a los países con los aeropuertos de mayor riesgo en el mundo, la BBC indicó que actualmente Honduras tiene una de las terminales aéreas más peligrosas del planeta, el Aeropuerto Toncontín, y enumeró la cantidad de factores que lo vuelven un riesgo para los vuelos.

Sin embargo, la BBC resalta que el país está a punto de salir del problema, ya que con la apertura del Aeropuerto Internacional de Palmerola Honduras tendrá un aeropuerto nuevo y más seguro.

“La nueva terminal aérea, que comparte espacio con una base de soldados estadounidenses y está situada a 75 kilómetros al norte de Tegucigalpa, fue adecuada para sustituir al temido aeropuerto de Toncontín”, se lee el reportaje de la BBC.

La nota agrega; “’Honduras se pone a la vanguardia en conectividad aérea’, dijo el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, durante la ceremonia de inauguración del nuevo Aeropuerto Internacional Palmerola, que servirá a la capital del país centroamericano”.

Además, BBC News Mundo describe las ventajas que ofrecen las características de Palmerola: “Palmerola cuenta con una pista de 2,400 metros, siete puertas de embarque y un edificio terminal de 39,000 metros cuadrados. El costo total de la construcción del aeropuerto, que estará listo para operar desde el próximo mes, fue de unos US$200 millones”.

Sobre el riesgo de Toncontín, la BBC describe que entre los más peligrosos aeropuertos del planeta “el más nombrado en Latinoamérica, por ejemplo, es el Aeropuerto Internacional Toncontín, en Tegucigalpa, que desde 1934 recibe por lo menos a 800,000 viajeros al año. Está junto a las montañas y cuenta con una estrecha pista que complica los aterrizajes”.

“A esas condiciones físicas se suman las meteorológicas. Para aterrizar en este aeropuerto, los pilotos tienen que sortear laderas a veces cubiertas de niebla”, añade.

Luego comienza un descenso abrupto sobre los tejados de las casas y muy cerca de una avenida hasta llegar, por fin, a la pista de apenas 1,900 metros. El aterrizaje debe hacerse con precisión. Si el avión no frena en el momento de tocar el suelo puede sobrepasar la pista y caer por un precipicio que desemboca en una carretera llena de vehículos.

Lo mismo ocurre a la hora de despegar. Los aviones tienen que ascender inmediatamente para no estrellarse contra las colinas pobladas. Entre los más de 10 accidentes registrados en Toncontín, el más grave ocurrió en octubre de 1989, cuando un vuelo comercial se estrelló contra una montaña antes de iniciar el descenso, dejando como resultado 131 muertos. Hondudiario

 

 

URL Corta: https://bit.ly/3w70Boj
¡Escanéame!
Coma