Presidenta y diputada del PAC denuncian amenazas y agresiones

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email

***Marlene Alvarenga reveló que está recibiendo llamadas en su teléfono celular con amenazas para que no continúe denunciando.

Tegucigalpa, Honduras

La presidenta y diputada del Partido Anti Corrupción (PAC), Marlene Alvarenga y Karen Martínez, respectivamente, se apersonaron este miércoles al Ministerio Público (MP) para denunciar que están recibiendo amenazas en contra de sus integridades.

En ese sentido, la congresista del PAC manifestó que después de presentar una solicitud de juicio político en contra de los vicepresidentes del Congreso Nacional (CN), Rasel Tomé y Edgardo Casaña, personas dañaron su vehículo, que estaba en el parqueo de este poder del Estado.

“Al salir del hemiciclo legislativo encuentro mi vehículo con el vidrio del retrovisor quebrado… había muchos más vehículos y solo el mío estaba dañado”, dijo Martínez.

La diputada expresó que por decir la verdad no logrará que ella se calle para no denunciar a las autoridades y que no se dejará intimidar.

Asimismo, afirmó que no reconocerá la junta directiva del Congreso Nacional señalando que es de facto y que son parte de la corrupción.

Agregó que “vamos a seguir como PAC diciendo las realidades que cada uno tiene, o sea que las listas de antes eran falsas, lo que es bueno es bueno y lo que es malo, así como están pagando aquellos van a pagar ellos aquí”.

Por su parte, ante la denuncia interpuesta por la parlamentaria el jefe de bancada del Partido Nacional (PN), Tomás Zambrano, se solidarizó con su compañera de cámara.

A través de su cuenta del Twitter, Zambrano manifestó: “Karen mi solidaridad con usted compañera diputada, una mujer más se suma a la lista de las agresiones y ñangaradas por los afines al gobierno intolerante de Libre, estos que nos gobiernan celebran esas acciones, ya basta de violencia contra las diputadas del Congreso Nacional”.

Por su parte, Marlene Alvarenga reveló que está recibiendo llamadas en su teléfono celular con amenazas para que no continúe denunciando.

Indicó que el Ministerio Público y la Comisión Nacional de Derechos Humanos (Conadeh) deben tener conocimiento de la situación actual.

Alvarenga responsabilizó al actual gobierno, Rasel Tomé, Edgardo Casaña y al presidente del Congreso Nacional, Luis Redondo, si le ocurre algo a ella como a la diputada Martínez y sus familiares.

“No me voy a quedar con la boca cerrada, voy a seguir denunciando las atrocidades, arbitrariedades e ilegalidades de la Constitución y las demás leyes en Honduras”, señaló. GO/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3oxzhg3
¡Escanéame!
Anuncio de Vinkmag