Alarma ante falta de legalidad en directivas del CN y que se estén aprobando decretos

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El Legislativo continúa con dos juntas directivas desde el 23 de enero.

Tegucigalpa, Honduras

El Congreso Nacional que preside Luis Redondo, ya aprobó varios decretos, a pesar de existir una crisis dentro del Legislativo, con la instalación de dos juntas directivas.

En los últimos días, el Paramento dirigido por Redondo, aprobó varias leyes, algunas para beneficiar a los hondureños, como el subsidio a la energía eléctrica y la rebaja de 10 lempiras al galón de gasolinas.

Además, aceptó las renuncias de funcionarios y diputados electos que pasaron a ocupar cargos en el gabinete de la presidenta, Xiomara Castro. Asimismo, nombró a los titulares de la Procuraduría General de la República (PGR).

No obstante, el primer repudio para este bando del Congreso, fue la aprobación de una amnistía para la Liberación de Presos Políticos y Presos de Conciencia, algo que muchos sectores catalogan de “pacto de impunidad” y un blindaje para los corruptos.

Todo lo aprobado, ha despertado la preocupación de entes de sociedad civil, actores y analistas políticos, empresa privada y ciudadanía en general, considerando que se debe resolver la crisis interna, antes de seguir promulgando y aprobando decretos.

Por el otro lado, pero en menor medida, la junta directiva que preside Jorge Cálix aprobó un proyecto que deroga la Ley para la Clasificación de Documentos Públicos relacionados con la Seguridad y la Defensa Nacional, también llamado “Ley de Secretos”.

No tendrán validez

Para el analista Raúl Peña, mientras no se resuelva la crisis de las dos directivas en el Congreso Nacional, cualquier tipo de ley aprobada no tendrá validez.

“Hasta que no sepamos cual es la directiva real que va a gobernar en el Congreso Nacional, cualquier tipo de ley que se pongan a aprobar no es más que un ejercicio o un show”, dijo.

“Nos gustaría que la autoridad competente ya sea la judicial o la presidenta pusieran en orden a ambos grupos para que se ponga un orden en el país”, agregó.

Peña señaló que, con cada minuto, Honduras avanza hacia un abismo de caos que solo traerá tremendos problemas.

La fuente indicó que es el momento ideal para resolver la problemática producto de las dos juntas directivas en propiedad de una vez por todas.

“Si no lo puede resolver la presidenta o el Legislativo, se va resolver en las calles, con huelgas, con un caos o con un golpe”, alertó.

Jorge Cálix

“Los políticos tienen que terminar con este caos y pleito de ambiciones porque están jugando a defender los intereses de grupos nefastos”, concluyó.

Por su parte, el sociólogo Sergio Vélez, declaró que son dos ambiciones de poder encontradas las que no permiten una solución a la crisis del Congreso Nacional.

“En el mejor de los casos y buscando un consenso nacional tiene que existir la participación obligada de una tercería”, apuntó.

“Ante estas circunstancias y manejando el criterio de la ley, ninguno de ellos va a ceder pese al clamor de la sociedad civil y los demás sectores”, finalizó.

Deben abstenerse

De su lado, el abogado Omar Menjívar recomendó al Congreso Nacional abstenerse de seguir aprobando decretos, mientras no se resuelva la crisis.

“Mi recomendación respetuosa e impregnada del más profundo amor patrio, es que por ahora el Congreso Nacional se abstenga de aprobar decretos, en tanto no se resuelva la innegable crisis institucional que vive, indistintamente de cuál porción de diputados apoyemos, unos u otros”, escribió en Twitter el letrado.

En la misma dirección, el analista Jorge Yllescas, señaló que Honduras no tienen presidente del Congreso Nacional, porque ninguna de las juntas es válida y eso debe estar claro.

“En primer lugar quiero hacer un señalamiento: no tenemos Congreso, ninguna de las dos directivas es válida; en consecuencia, cualquier decreto que aprueben ahí no tiene ninguna validez jurídica”, arguyó.

Según, Yllescas, la presidenta Xiomara Castro, no tendría que avalar ninguno de los decretos de Redondo y su junta directiva, porque no tienen legalidad.

Finalmente, comentó que las circunstancias no se basan en que el pueblo apoye a Luis Redondo, es necesario cumplir con la ley, y la crisis debe resolverse de forma inmediata, ante tanta incertidumbre en el país.

De momento, el Congreso Nacional continúa con dos juntas directivas desde el 23 de enero del presente año, una de ellas presidida por Redondo y que es apoyada por la presidenta, Xiomara Castro, y la otra por el diputado Jorge Cálix, disidente del partido Libre. OB/Hondudiario

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En nuestra Portada...

Coma