Amnistía Internacional pide que nuevo presidente garantice una Honduras más justa

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

***En dicho escrito, se mencionan “siete puntos mínimos necesarios para construir un país más justo y basado en derechos humanos”.

Tegucigalpa, Honduras

La organización Amnistía Internacional (AI), en una carta abierta dirigida a los candidatos presidenciales del próximo proceso electoral en Honduras, abogó por que el nuevo mandatario garantice un país de justicia y derechos humanos.

En dicho escrito, se mencionan “siete puntos mínimos necesarios para construir un país más justo y basado en derechos humanos”.

Los siete puntos mínimos para construir un país justo basado en derechos humanos se orientan a respetar el ejercicio pleno a los derechos a la libertad de expresión, reunión y protesta social; luchar efectivamente contra la impunidad y crear un entorno seguro y propicio para la defensa de los derechos humanos.

Además, se debe garantizar el acceso a la salud para todas las personas, incluida la salud sexual y reproductiva; eliminar la violencia de género y la discriminación; proteger a la población en movimiento, y cooperar y comprometerse con los mecanismos y estándares internacionales de derechos humanos.

En ese sentido, la directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas, expresó que, “la población de Honduras ha enfrentado una grave regresión en el respeto y garantía de sus derechos humanos en los últimos años, que en muchos casos lleva a la gente a huir del país”.

Agregó que el cambio de gobierno en 2022, “puede ser una oportunidad única para revertir esta situación, atendiendo las causas estructurales de la violencia, la desigualdad y la discriminación”.

Asimismo, que la pandemia del COVID-19 puso de manifiesto “la fragilidad del gobierno de Honduras a la hora de proteger los derechos económicos y sociales de todas las personas”.

Amnistía Internacional indicó que las elecciones del 28 de noviembre se producen en un contexto de preocupación debido a la violenta represión de las protestas masivas de las anteriores elecciones de 2017.

“Entonces, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) observó que varios integrantes de la Policía Militar y el Ejército usaron fuerza excesiva, a veces hasta letal, para dispersar las manifestaciones, y documentó la muerte de al menos 23 personas, entre otras violaciones a los derechos humanos”, mencionó.

A su criterio, “no es admisible que Honduras vuelva a tener que enfrentar una ola de represión similar a la de 2017”.

“Las autoridades hondureñas deben garantizar los derechos humanos durante el proceso electoral, incluidos los derechos a la libertad de expresión, reunión y protesta pacífica, y abstenerse de usar la fuerza para reprimir a la ciudadanía”, enfatizó Guevara Rosas. GO/Hondudiario

Lea aquí el documento completo: AMR3749482021SPANISH

URL Corta: https://bit.ly/3kNIqzt
¡Escanéame!
Coma