Bajo detención provisional permanecerá el expresidente Hernández

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***La defensa del exmandatario solicitó un arresto domiciliario, sin embargo, fue desestimado por el juez natural que conoce la causa.

Tegucigalpa, Honduras

El juez de extradición de primera instancia dictó detención provisional al expresidente Juan Orlando Hernández, solicitado en extradición por la justicia de Estados Unidos, por delitos relacionados al narcotráfico.

La detención se cumplirá en Comando de Operaciones Especiales “Cobra” en la colonia 21 de octubre de la capital.

Asimismo, programó la audiencia de presentación y evacuación de pruebas para el próximo miércoles 16 de marzo a las 9:00 de la mañana.

La defensa del exmandatario solicitó un arresto domiciliario, sin embargo, fue desestimado por el juez natural que conoce la causa.

Cabe señalar que, la resolución se dio a conocer, luego que este miércoles se desarrolló la audiencia de información en las instalaciones de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), ante una cantidad de periodistas que cubren la fuente, así como simpatizantes y bases del Partido Nacional y también de Libertad y Refundación (Libre).

En la misma, el juez comunicó a Hernández la información remitida por Estados Unidos para que se defienda de los cargos que se le acusan, y luego tomará una decisión sobre su extradición.

En horas de la tarde este mismo miércoles y en medio de un fuerte operativo de seguridad con vehículos blindados y un helicóptero, Hernández fue trasladado desde la sede del Poder Judicial hasta el Comando de Operaciones Especiales, donde permanecerá bajo resguardo policial.

Más temprano

Cabe señalar que, mientras se desarrollaba la audiencia inicial, decenas de simpatizantes del Partido Nacional llegaron hasta las instalaciones de la CSJ, y bajo el grito “¡No está solo!”, mostraron su apoyo al ex mandatario.

Sin embargo, simpatizantes del ahora oficialista partido Libre, también se apersonaron hasta la zona, celebrando la detención. Hubo conato de enfrentamientos entre ambos grupos.

Hernández, de 53 años, es acusado por el gobierno estadounidense de traficar unas 500 toneladas de cocaína a través de Honduras a sabiendas de que terminaría en Estados Unidos, indicó la embajada estadounidense en Tegucigalpa en un comunicado.

Los delitos que Washington imputa a Hernández son: tráfico de drogas, uso de armas y asociación ilícita con carteles de narcotráfico.

Detenido el martes en la puerta de su casa en Tegucigalpa por la policía hondureña en coordinación con agencias estadounidenses, entre ellas la agencia antidrogas DEA, el expresidente no ofreció resistencia y dejó que le pusieran un chaleco antibalas y lo esposaran de pies y manos con cadenas. GO/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma