Con aumento a combustibles y energía habría más inflación y el salario mínimo no lo contrasta

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email

*** La fuente económica anticipó que los subsidios para el 2022 no serán sostenibles.

Tegucigalpa, Honduras
Economista, Liliana Castillo

La expresidenta del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), Liliana Castillo, indicó que, no haberse congelado y subsidiado varios productos, como los combustibles, el índice inflacionario hubiese sido mayor al 5.32 por ciento al cierre del 2021.

El Banco Central de Honduras (BCH), detalló mediante un informe, que el Índice Inflacionario de Honduras se situó en un 5.32 por ciento al cierre del año 2021, arriba de lo estimado.

Al respecto, la economista indicó que se excedió lo establecido en el programa monetario, aún con el subsidio de los precios de los combustibles y de la tarifa de la energía eléctrica.

La fuente económica anticipó que los subsidios para el 2022 no serán sostenibles.

En ese sentido, explicó que los incentivos deberán eliminarse, generando un índice de inflación más alto el cual significará restarle poder adquisitivo de compra a la población.

Castillo comentó que el problema del país centroamericano es que la inflación aumenta, pero los salarios no se ajustan a la realidad.

Del mismo modo, no descartó que indicador inflacionario sea más alto de lo previsto para el próximo año, pues de seguir el aumento a los precios de los combustibles, la energía y los productos básicos que consumen los hondureños, pasará una situación similar.

Por su parte, el presidente de la Asociación para la Defensa de la Canasta Básica de Honduras (Adecabah), Adalid Irías, tildó de “exagerado” el incremento de la canasta básica el año pasado, y el salario mínimo difiere con el índice inflacionario reportado el pasado año.

Irías criticó que en la “estratificación” de salarios hay personas que devengan hasta cinco veces más su sueldo normal, pero la gran masa de la Población Económicamente Activa (PEA) se rige por el pago mínimo de empleo.

El defensor indicó que con un salario mínimo promedio de ocho mil lempiras los obreros solo pueden cubrir un 37 por ciento de la canasta básica.

Sobre el índice inflacionario de 5.32 por ciento en 2021, comentó que los modelos económicos no contrastan con la realidad del costo de vida en el país centroamericano.

Para Irías, no es correcto definir el índice de Precios al Consumidor (IPC) con el valor de los productos de la canasta básica en Honduras. OB/Hondudiario

 

 

URL Corta: https://bit.ly/31MlRov
¡Escanéame!
Coma