EEUU “preocupado” por efectos de la “crítica” reforma energética a la inversión extranjera

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Dogu ya tenido reuniones con autoridades del Gobierno para abordar asuntos relacionados con la nueva Ley de Energía.

Tegucigalpa, Honduras
El ministro Pedro Barquero y Laura F. Dogu

La embajadora de Estados Unidos (EEUU) en Tegucigalpa, Laura F. Dogu, sobre las reformas de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), refirió que “es crítica para el desarrollo económico”, y están analizando la propuesta energética ​y les preocupa el efecto que tendrá sobre la inversión extranjera.

“La reforma energética es crítica para el desarrollo económico. Estamos analizando la propuesta energética ​y como escrito nos preocupa el efecto que tendrá sobre la inversión extranjera y la independencia de la agencia reguladora”, expresó en Twitter la diplomática estadounidense.

Dogu ya tuvo reuniones con autoridades del Gobierno de Xiomara Castro para abordar asuntos relacionados a la propuesta de aprobar una nueva Ley de Energía.

El Ejecutivo turnó en las últimas horas, el proyecto de la nueva Ley de Energía al Congreso Nacional (CN), donde se estima “comprar” las empresas generadoras de energía, si estas no acceden a reducir las tarifas.

Uno de los primeros artículos de la ley, establece que, el Estado de Honduras declara el servicio de la energía eléctrica como un bien público de seguridad nacional y un derecho humano de naturaleza económica y social.

Dogu ya tuvo reuniones con autoridades del Gobierno

Además, se garantiza la continuidad de la inversión del sector privado en las áreas de generación, transmisión y distribución, la que no podrá exceder en cada una de las áreas, a lo invertido por el Estado y la empresa pública. Gradualmente el Estado generará condiciones para la inversión del sector privado.

No obstante, unas de las partes polémicas, es que el proyecto establece que, en cuanto a las renovables, el Gobierno quiere que la ENEE renegocie los contratos de energía generados por fuente eólica y solar, tomando como referencia los precios de Centroamérica, Caribe y Latinoamérica.

En caso que no sea posible renegociarlos “se autoriza plantear la terminación de la relación contractual y la adquisición por parte del Estado previo el justiprecio”, según el proyecto ley.

De momento hay reuniones con los generadores para buscar una solución a la problemática energética del país.

Sin embargo, el Gobierno de la presidenta Xiomara Castro ha señalado, que no pasará ningún contrato que afecte los intereses de la población hondureña.

Autoridades gubernamentales han indicado que; “Nuestros esfuerzos y voluntad de encontrar soluciones al problema energético del país son contundentes. ¡NO pasará ningún contrato que afecte los intereses del pueblo de Honduras!”. OB/Hondudiario 

 

En nuestra Portada...

Coma