En el ojo del huracán la construcción de carretera y destrucción ambiental en La Mosquitia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***“Tal vez dentro de 10 o 15 años se podría hacer una carretera de primera, porque en este momento no están preparados, y primero es mejor hacer un saneamiento del territorio”, agregó Salaverri.

Tegucigalpa, Honduras

En los últimos días se dio a conocer la construcción de una carretera entre Wampusirpi y Krausirpi, en la zona de La Mosquitia, misma que nace en el municipio Dulce nombre de Culmí, Olancho, y que sectores han señalado como una «narcocarretera», por lo que ha sido de mucha controversia porque no cuenta con los permisos ambientales y se desconoce con claridad quién la está financiando.

En ese sentido, el ingeniero forestal y guía nativo de La Mosquitia, Jorge Salaverri, manifestó este martes en el foro Frente a Frente, que espera que tal vez dentro de 10 o 15 años se podría hacer una carretera de primera, porque en este momento no están preparados, y primero recomienda hacer un saneamiento del territorio.

Además, aseguró que se debe de proteger la reserva del Rio Plátano, porque es algo patriótico y que llegó el momento de tomar acciones y parar la forestación, también comentó que se debe de hacer una reunión de inmediato, para empezar a resolver los problemas de las personas de la Mosquitia.

«Los bosques son destruidos con motosierras que cada día cortan los árboles en los bosques de hoja ancha y también de pino. Además, la aplicación de venenos y herbicidas es otro factor que altera y mata cada día la flora y la fauna en La Mosquitia», apuntó.

Igualmente, aseguró que la construcción de esa carretera tiene intereses particulares de personas, pues beneficiará más a los ganaderos, que a los pobladores.

Mientras, la regidora de la municipalidad de Wampusirpi, Bianca González Mejí, denunció el abandono que ha tenido durante décadas La Mosquitia.

González mencionó que prácticamente se está tipificando el derecho que le corresponde a la Mosquitia, porque «el territorio ha sido nuestro siempre y el misquito no ha sido al talador de bosque, además quien le ha fallado no han sido los nativos, sino que estamos pagando las consecuencias de los errores de diferente gobiernos».

Asimismo, agregó que ha visto mucha voluntad de parte el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández en relación a La Mosquitia, pero que los proyectos que ha impulsado han fracasado completamente.

Es por ello, dijo que ya era el momento de hablar y ver qué cuantas soluciones reales hay y que sean sostenibles para la zona.

Por último, precisó que esta zona demanda acciones concretas y rápidas que puedan dar soluciones a las necesidades de los nativos.

Investigación por carretera

Por otra parte, el viceministro del Instituto de Conservación Forestal (ICF), Francisco Escalante afirmó que esta carretera no solo traerá desarrollo para la Mosquitia, sino que provocará daños a la reserva del Río Plátano, área que es declarada como Patrimonio de la Humanidad.

«Abrir una carretera en esa zona permite que entre gran cantidad de personas externas a una zona donde culturalmente existen pueblos autóctonos. Estoy de acuerdo que los grupos deben tener accesos, pero está la vía marina, aérea y por ríos», aseveró.

De igual forma, la Fiscalía Especial del Medio Ambiente (FEMA) abrió una investigación de la carretera que busca conectar comunidades remotas con pueblos cercanos, para facilitar a los pobladores.

Igualmente, los fiscales Iniciaron una serie de gestiones con la comunidad misquita, con fin de determinar quién fue el responsable que autorizó la apertura de la carretera en área protegida

Según informaron, el equipo de fiscales asignado para el caso se trasladará a Gracias a Dios con el fin de obtener pruebas de irregularidad.

No obstante, la vicepresidenta de organización Unidad de la Mosquitia (Masta), Mirna Wood, expresó que la carretera es el desarrollo para esta comunidad, ya que asegura que nadie sabe el drama que vive el pueblo misquito Tawaka cuando se encuentran personas enfermas, que no hay alimentos y ni combustibles.

Seguidamente, precisó que la carretera no está dentro de la Biosfera del Río Plátano, el problema es que desconocen el territorio, ya que afirmó que la calle de Dulce Nombre de Culmí a Kraupusirpi son 20 kilómetros dentro del pueblo de reserva Tawaka y no están en la Biósfera.

Finalmente, descartó que este proyecto carretero esté siendo financiado por narcotraficantes, ya que aseguró que se está haciendo con fondos de pueblos y por medio de las asociaciones Butuka Awala Klaura Iwi Indianka Nani Asia Takanka (Bakinasta), Unidad de La Mosquikitia (Masta) y la Federación Indígena Tawahka de Honduras (FITH).

«Si hay otra carretera hacia la Biosfera, ustedes sabrán, investiguen, pero esta carretera de Kraupusirpi a Wampusirpi no toca la Biosfera del Río Plátano, lo que dicen es una gran mentira», apuntó. CR/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/2SiQqxr
¡Escanéame!
Coma
Coma