“Exceso de poder” y falta de legalidad mantienen tensión constitucional en Honduras

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Muchos sectores urgen una solución a la crisis del Legislativo.

Tegucigalpa, Honduras

El Congreso Nacional de Honduras sigue bicéfalo. Todavía perdura la crisis por el nombramiento de dos juntas directivas, una liderada por el diputado Luis Redondo y la otra por Jorge Cálix, disidente del Partido Libertad y Refundación (Libre).

El Parlamento que preside Luis Redondo, ya aprobó varios decretos, a pesar de existir una crisis dentro del Legislativo desde el pasado 23 de enero, con la instalación de dos juntas directivas.

La aprobación de una amnistía para la Liberación de Presos Políticos y Presos de Conciencia, fue el primer repudio para el bando de Redondo, algo que muchos sectores catalogan de “pacto de impunidad” y un blindaje para los corruptos.

La sociedad civil, iniciativa privada, analistas y actores políticos, urgen una solución a la crisis del Legislativo, pues no se puede seguir aprobando leyes que carecen de legalidad en lo que parece ser un “exceso de poder”.

Tensión constitucional

Para el abogado constitucionalista, Oliver Erazo, Honduras está en cuidados intensivos, tras la publicación en La Gaceta de la amnistía política.

“El país en este momento está en UCI (cuidados intensivos), venimos de una pandemia colapsada, el pueblo se vuelca a un punto medio para buscar armonía social y legítima a la presidenta Xiomara Castro en las urnas, pero resulta que menos de un mes después de ese hecho histórico la clase política comienza a leer lo que ellos quieren y no lo que el pueblo les ha dado de mandato”, arguyó.

Erazo señaló que todo lo aprobado en el Congreso de Redondo, “nace de una junta directiva que no está todavía reconocida ante la crisis que hay en el Congreso Nacional con dos juntas, por lo que están creando una tensión constitucional en el proceso constitucional de la ley tras la aprobación del Poder Ejecutivo”.

El letrado sugirió que los excesos de poder se tienen que resolver a través del Ministerio Público, Comisionado de los Derechos Humanos y la Corte Suprema de Justicia (CSJ) introduciendo recursos de inconstitucionalidad para defender el Estado de Derecho.

“No podemos atacar lo poco que nos queda, por lo que este problema se tiene que atacar a través del Poder Judicial, pero estas personas que apoyan a este grupo vendrán y atacaran a la Corte, pero no se puede seguir siendo primitivo con las leyes”, sostuvo.

Constituyente

Por su parte, el director de Transparencia y Gobernanza de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), Lester Ramírez, alertó que los últimos acontecimientos abren la posibilidad de que se convoque a una consulta popular que permita la disolución del Congreso Nacional y luego a una asamblea nacional constituyente.

“Todo encamina que se pretende realizar una consulta popular, para luego disolver el Congreso Nacional y convocar a una Asamblea Nacional Constituyente en Honduras”, declaró.

El Congreso Nacional de Redondo ha sesionado en más de cuatro ocasiones, para aprobar decretos como derogar las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDEs), aprobar el subsidio de energía eléctrica y rebajas a los combustibles.

Además, aprobó la Amnistía para Presos Políticos y Reconocimiento a los Mártires y Condena al Golpe de Estado en 2009 y la Misión Internacional contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (CICIH).

Sin embargo, la juramentación de titulares en la Procuraduría General de la República (PGR) y la aprobación la amnistía política, despertó fuertes cuestionamientos por considerar ser un blindaje para funcionarios corruptos de pasada administraciones.

Lo mismo de siempre

Luis Redondo

Asimismo, se le critica por no dejar atrás esa costumbre de aprobar decretos con dispensa de debates y sesionar en horas nocturnas, dejando entrever una falta de transparencia.

El Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh) se pronunció en las últimas horas sobre crisis actual del Congreso Nacional.

El auditor social, llamó a los diputados a deponer de sus intereses personales y dedicarse a resolver la crisis institucional actual del país. “Creemos que si bien existen problemáticas que deben ser abordadas con urgencia; es necesario, en aras de la legalidad y efectividad de todos los actos que se ejecuten, que los diputados antepongan los intereses de la ciudadanía a los propios y resuelvan la crisis institucional mediante diálogo y consensos, previo a la discusión y aprobación que impacten la vida de los ciudadanos”, dijo el Fosdeh en un comunicado.

Si bien, la expectativa de la ciudadanía de aprobar la instalación de una Comisión Internacional contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (CICIH) ha sido satisfecha, “pero ha sido oscurecida por una práctica ya conocida por todos; un pacto de impunidad para quienes han cometido delitos en perjuicio del buen funcionamiento de la administración pública, contradicción que genera desconfianza y coloca a la sociedad en permanente incertidumbre”, agrega.

En tanto, la designada presidencial Doris Gutiérrez, se pronunció sobre las últimas acciones del Congreso Nacional (CN) que preside Luis Redondo y más específicamente en relación a la criticada Ley de Amnistía Política, la cual algunos sectores consideran es un nuevo “pacto de impunidad”.

Un simpatizante del Libre en las afueras del Congreso

“Con pena les llamo la atención porque no están actuando de la manera en la que la mayoría de los hondureños esperamos”, expresó.

“Lamentamos que se esté haciendo en este Congreso lo mismo que han criticado”, señaló Gutiérrez.

De igual manera, lamentó que, las últimas acciones del CN, envían un mensaje bastante negativo y “así lo percibe la población”.

Gutiérrez acentuó que los diputados de los próximos cuatro años deben actuar en base a legalidad y principios y no ir más allá de lo que se prometió. OB/Hondudiario 

 

En nuestra Portada...

Coma