Factura petrolera de Honduras creció 21,6% y pagó $. 387 millones en dos meses

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** El país importó en los dos primeros meses 3,75 millones de barriles de derivados del petróleo.

Tegucigalpa, Honduras

Honduras sumó 387 millones de dólares entre enero y febrero del presente año de factura petrolera, lo que representa un 21,6 por ciento más con relación a los 318,3 millones de dólares registrados en los dos primeros meses de 2022, informó el Banco Central (BCH).

El BCH indicó en un informe que el aumento de la factura obedece al incremento en el consumo (13,1 por ciento) y en los precios internacionales (7,5 por ciento).

Además, a febrero el precio promedio del petróleo crudo mostró “una volatilidad” en el mercado internacional debido a “un sólido repunte económico en China que respalda la perspectiva de mayor demanda global de carburantes”, según indicó el máximo organismo financiero del país centroamericano.

No obstante, tal comportamiento fue contrarrestado por el aumento de la oferta de las Reservas Estratégicas de Petróleo (SPR) de Estados Unidos, reveló el emisor.

De acuerdo al informe del BCH, el principal derivado del petróleo importado por Honduras en los primeros dos meses del año fue el diésel, con cerca de 1,3 millones de barriles, por los que el país pagó 169,7 millones de dólares, un 53 por ciento más frente a los 110,9 millones comprados en el primer bimestre de 2022.

En tanto, la compra de gasolina superior, por 76,7 millones de dólares, aumentó 13 por ciento con relación al mismo periodo de 2022, cuando fue de 67,9 millones de dólares.

Mientras que, la importación de gasolina regular fue por 50,6 millones de dólares, siendo un 26,6 por ciento más que los 40 millones pagados el año pasado.

El BCH detalló que la compra de búnker, principal materia prima para la generación de energía térmica, por 45,5 millones de dólares, bajó 23,9 por ciento con relación al mismo periodo del año anterior, cuando ascendió a 59,9 millones de dólares.

También, se compraron 44,4 millones de dólares en queroseno y gas licuado para uso doméstico, lo que supone un 6,3 por ciento menos que los 47,4 pagados en 2022, desglosó la entidad.

En resumen, Honduras importó en los dos primeros meses 3,75 millones de barriles de derivados del petróleo, lo que equivale a un incremento del 13,1 por ciento en comparación con los 3,32 millones comprados en el mismo período de 2022.

Por otra parte, la compra de energía eléctrica que Honduras hizo a otros países de la región, contabilizó 1,7 millones de dólares, 14 por ciento más a los 1,5 millones comprados en los primeros dos meses de 2022. OB/Hondudiario

 

En nuestra Portada...

Coma