Hay que levantar “de una vez por todas” a la ENEE, señala la CCIT ante crisis de energía

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** En general, los cortes tienen un impacto significativo en el comercio y la economía del país.

Tegucigalpa, Honduras
Presidente de la Cámara de Comercio en Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Daniel Fortín

El presidente de la Cámara de Comercio en Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Daniel Fortín, externó la preocupación del sector privado por la crisis de energía en el país y los constantes apagones.

“Nosotros estamos muy preocupados porque definitivamente ha habido muchos apagones”, comenzó diciendo Fortín al ser abordado por Hondudiario.

La fuente empresarial reseñó que en las últimas horas se reportaron apagones (noche del lunes). No obstante, reconoció que en varios casos los cortes de energía son provocados por las fuertes lluvias y caídas de árboles.

Aun así, “sabemos que tenemos un problema”, y es necesaria una entre todos los sectores, empresa privada, Gobierno y sociedad civil, según planteó.

“Hay que buscar realmente como poder levantar la ENEE (Empresa Nacional de Energía Eléctrica) de una vez por todas” porque “la energía más cara es la que no se tiene”, dijo.

Fortín también señaló que los denominados apagones afectan “tremendamente” en la parte social y económica.

“Las empresas no pueden producir sus bienes y dar sus servicios si no tienen energía eléctrica constante”, ahondó.

Los cortes de energía, también conocidos como apagones, son una problemática que afecta a Honduras casi todos los años. Un corte de energía se produce cuando se interrumpe el suministro eléctrico de manera no programada, lo que resulta en la falta de electricidad en hogares, empresas y servicios públicos.

Para Honduras, los cortes de energía han sido un desafío de todos los años, y el sector privado y otros sectores señalan que se debe a la falta de planificación de las autoridades.

En general, los cortes tienen un impacto significativo en el comercio y la economía del país.

Las interrupciones del suministro eléctrico pueden afectar la producción y las operaciones de las empresas, especialmente las que dependen en gran medida de la electricidad, como las industrias manufactureras. La falta de energía también dificulta la refrigeración y el almacenamiento de alimentos perecederos, lo que puede llevar a pérdidas en el sector agrícola y alimentario. OB/Hondudiario 

En nuestra Portada...