Iniciativa privada sugiere revisar impuesto que obtiene el Gobierno por galón de combustible

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Esta semana el galón de combustibles, pasó a costar 100.35 lempiras.

Tegucigalpa, Honduras

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Rafael Medina, recomendó este martes revisar hacía la baja los impuestos que obtiene el Gobierno, por el galón de combustible.

“Se deben revisar los impuestos, hay que ahorrar en los combustibles y en el consumo de los mismos, porque recordemos que en el caso de los impuestos hay dos variables importantes, que son la tasa impositiva y el precio en el mercado internacional que ese no lo manejamos”, manifestó el dirigente.

Medina puntualizó que, el Gobierno obtiene al menos 30 lempiras por el impuesto del galón de gasolina.

“Tenemos un impuesto que es aproximadamente de un promedio de 30 lempiras por galón, no importa el precio que sea y este podría ser revisado en algún momento”, señaló el empresario.

El directivo de la CCIT precisó que, como iniciativa privada han pedido que esas tasas impositivas sean revisadas.

“Entendemos que el Gobierno es una forma eficiente, eficaz, rápida y sencilla de recolectar una gran cantidad de dinero vía esos impuestos, pero en general nosotros hemos pedido que todas estas tasas impositivas sean revisadas en un futuro inmediato”, peticionó.

Resintió que, el aumento de los combustibles incremente los costos operativos de las empresas y eso tenga un impacto en la economía de los hondureños.

“Hay un incremento en los costos operativos de las empresas y eso afecta directamente el bolsillo del pueblo hondureño”, concluyó.

Esta semana el galón de combustibles, pasó a costar 100.35 lempiras por lo que muchos sectores han mostrado preocupación, ya que aseguran que los aumentos de los combustibles solo afectan el bolsillo de los hondureños. LJ/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/34AQET6
¡Escanéame!