Invasión de tierras: problemática con mucha desigualdad y que aleja la inversión

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email

***Al menos 1,000 familias invadieron terrenos privados, a los cuales le han puesto “Ciudad Mel”, en la zona sur, sin embargo, defienden que no se trata de una invasión, sino, recuperación de tierras.

Tegucigalpa, Honduras

La Cámara de Comercio e Industria del Sur (CCISur), en las últimas horas exigió al gobierno que intervenga en la problemática de la invasión de dos mil 500 manzanas de tierra por parte de personas particulares en Choluteca.

Mediante un comunicado, la CCISur señaló que las manzanas invadidas son tierras que actualmente están en producción y son propiedades de empresas afiliadas a esta cámara de comercio.

Detalló que estas tierras están dedicadas a la industria exportadora del melón, okra, ganadería y azúcar.

La CCISur advirtió que las invasiones a la propiedad privada en la zona sur causa pérdida de empleo, disminución en la producción, reducción en la generación de divisas, incertidumbre y desaliento en la inversión.

Por su parte, el director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industria de Cortés (CCIC), Kevin Rodríguez, exhortó al Gobierno de Honduras para actuar contra las invasiones de tierras, debido al temor de que se aleje la inversión nacional y extranjera.

“No podemos olvidar que cuando hablamos del Estado de derecho, seguridad jurídica e institucionalidad estos mensajes ahuyentan la inversión nacional e internacional precisamente porque la propiedad privada es la piedra angular de la economía nacional y democracia”, declaró.

Rodríguez reconoció que hay necesidades de tierra por parte de la población del país, pero recomendó hacer los procedimientos siguiendo las debidas instrucciones.

“Tenemos que actuar en este momento para evitar llegar a situaciones que se dieron hace 10 años en el Aguán donde hubo incluso violencia y pérdidas humanas”, advirtió.

“No podemos llegar a esos niveles, por esos esperamos que las autoridades puedan responder prontamente”, reiteró.

Desde el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), es frecuente la denuncia de que las constantes invasiones de tierras es una problemática que aleja la inversión, necesaria para el desarrollo económico, fuentes de empleos y divisas.

Las empresas compran extensiones de tierra, invierten, las vuelven productivas, pero grupos criminales organizados las invaden para aprovecharse de lo ya invertido.

Según expertos, en el tema de las invasiones a la propiedad privada tiene como principal problema la debilidad de la institucionalidad del país, no tienen capacidad para tratar la problemática.

No es invasión, es recuperación

Al menos 1,000 familias invadieron terrenos privados, a los cuales le han puesto “Ciudad Mel”, en la zona sur, sin embargo, defienden que no se trata de una invasión, sino, recuperación de tierras.

“No estamos invadiendo, en estas tierras nunca han sembrado nada, nadie está perdiendo pisto si vivimos aquí, aquí solo utilizaban el espacio para encerrar ganados. Solo estamos recuperando las tierras, queremos un pedacito para vivir”, dijo uno de los dirigentes.

Por otra parte, expusieron que no estarían dispuestos a moverse a otro lugar porque aseguran que allí donde están es tierra ociosa y le pertenece al estado, por lo que este mismo los debe apoyar.

Nefasto que huya la inversión por invasión de tierras

El expresidente del Colegio Hondureño de Economistas, Julio Raudales, lamentó que con las invasiones de tierra que se dan en algunos puntos del país sobre todo en la zona sur, se está provocando que huya la inversión extranjera, y eso es nefasto para el país.

Una situación como la que se está dando en la zona sur, con las empresas meloneras y de okra, es muy riesgosa y las autoridades de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), el Instituto Nacional Agrario (INA) y la Secretaría de Desarrollo Económico, para evitar que se siga afectando la caída que ya tiene el Golfo de Fonseca.

“Se debe evitar que esa situación se traslade a otras zonas del país, porque si se continúa con estos atentados a la libertad empresarial y a los derechos de propiedad que son cruciales para la inversión, la economía seguirá cayendo”, añadió el economista.

Raudales adicionó que, no hay que olvidar que en los últimos cinco años la Inversión Extranjera Directa ha caído en un 50 % y de seguir estas situaciones de inseguridad jurídica será imposible revertir esos números.

“Es una combinación nefasta, las malas políticas económicas, esto que está sucediendo en el país que está alimentando fuertemente el proceso inflacionario, sumado a esta situación de irrespeto a los derechos de propiedad e ingobernanza en la tenencia de la tierra”, es nefasto para el país, remarcó.

Seguidamente, el rector de la Universidad José Cecilio del Valle, advirtió que “se está quedando sin inversión la zona sur y esto representa un peligro”, para todo el país se agudiza la inseguridad jurídica, no habrá inversión ni nacional ni extranjera y eso lo que trae es mayor desempleo, cerró.

Postura del Gobierno

Mientras que, el ministro de la Presidencia de la República, Rodolfo Pastor de María, se refirió al conflicto de tierras en el Bajo Aguán en el departamento de Colón y a la invasión de tierras en Choluteca por los colectivos Libre y aseguró que existe inequidad en tema agrario pero que ese problema no es con lar armas que se solucionará.

Inicialmente dijo que el problema en el Bajo Aguán ha ido evolucionando, pero para ello la presidenta Xiomara Castro nombró una comisión especial para acercarse a las partes, se han estado reuniendo liderado por el ministro de la Secretaría de Seguridad, Ramón Sabillón.

Agregó que desde el gobierno buscan es propiciar un dialogo que permita lograr consensos a respetar por las partes porque cuando hablamos de seguridad jurídica, no pasa porque un grupo se imponga sus intereses por encima del otro sino de respeto a la propiedad privada.

El funcionario de gobierno destacó además el acompañamiento del Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas con expertos en temas agrarios y se espera que ellos puedan acompañar hasta poder encontrar una solución en la zona.

Sostuvo que el problema es que las tierras están mal distribuidas porque hay un buen sector importante de campesinos que no tienen acceso a tierras para la producción de sus alimentos y por otra parte grandes parcelas de tierra en propiedad de las empresas.

Frente a ese escenario el Estado debe propiciar el equilibrio porque hay mucha desigualdad en el tema agrario nacional, es claro que los campesinos tienen derecho a la tierra y respeto de sus derechos primarios y el empresario, respeto a su propiedad y la seguridad jurídica.

“La resolución de temas como estos no es con las armas que se logrará, no es por la imposición de un grupo sobre otro y por la fuerza o el dinero, a través de un sistema de justicia que ha estado bastante ausente con este tema conflictivo”, agregó el ministro.

Respecto a la invasión de tierras en la que se presume hay participación de los colectivos del Partido Libertad y Refundación (Libre), el problema agrario, marcado en la desigualdad es un tema que afecta a todos en el país, hay problemas en la zona norte y otros lugares.

Aclaró que el tema agrario es una parte de las desigualdades que hay en Honduras “estamos hablando de temas complejos y complicados, donde se juegan muchos intereses de por medio y ahora lo que tenemos que evitar que todo termine en confrontación”. GO/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3PajjmZ
¡Escanéame!
Anuncio de Vinkmag