“Pedimos acción y mano dura”: juventud hondureña aboga por un cese a la corrupción

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email

***Castro manifestó que en el actual Gobierno se han creado leyes que facilitan la corrupción, incluyendo el nuevo Código Penal, disminuyendo las penas ante actos de corrupción.

Por: Gabriel Ortiz
Tegucigalpa, Honduras

El fundador de la organización “Mi Honduras, Mi Gente”, Carlos Castro, consideró que la corrupción es un mal conocidos por todos, que frena el desarrollo del país, y que en Honduras es un mal que se debe combatir.

Castro es miembro del Consejo Juvenil Para El Desarrollo De Honduras, que está integrada por 43 organizaciones de todo el país creada para la elaboración del Informe de Desarrollo Humano que lidera el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En el marco del Día Internacional de la Corrupción, conversó con Hondudiario, mostrando la preocupación que, desde los jóvenes hondureños mantienen con este flagelo, y a la espera que sea una de las principales luchas que emprenda el próximo Gobierno de Xiomara Castro.

“La corrupción es un tema que se encuentra hoy en día en los discursos políticos, en la prensa, y en las conversaciones cotidianas. Todos sabemos que es un mal que frena el desarrollo del país y que el dinero del estado muchas veces se utiliza para intereses propios, en vez de los fines reales”, manifestó.

“Al final, todos llegan a la misma conclusión, de que Honduras es un país corrupto y que se debe combatir este mal. Cuando se vuelve a tocar el tema, se vuelve a decir lo mismo, y al final todo termina en una retórica redundante en donde se dicen muchas obviedades, pero no se resuelve nada”, lamentó.

Castro expresó que en el actual Gobierno se han creado leyes que facilitan la corrupción, incluyendo el nuevo Código Penal, disminuyendo las penas ante actos de corrupción.

Además, el joven es del criterio que, con el próxima Administración, espera que la corrupción disminuya, y la lucha con la misma, pueda ser una prioridad.

“La electa presidenta con ideales claramente comunistas y no socialistas, puede disminuir un poco la corrupción, sin embargo, la corrupción en Honduras no desaparecerá porque para ello tendrían que depurar todas las instituciones públicas y contratarse personal capacitado que estén aptos para las posiciones sin importar su afiliación política”, dijo.

“El panorama es preocupante. Siendo nosotros los jóvenes, el futuro del país, podemos corregir errores del ahora, para que en el futuro sean errores del pasado, claro, no se pretende llegar a un país ideal con tasas de cero en corrupción, pero sí realista, con un índice bajo que no perjudique a la colectividad ni al del país”, indicó el líder juvenil.

Consideró que la situación así expuesta “nos coloca en un problema de diseño social y cultural, que merece un mejor tratamiento en aras de mejorar y trascender como país. En ese sentido, se debe saber cual es el sentir de los jóvenes en la corrupción y que se despierte en ellos el debido interés y la voluntad de frenar esta enfermedad social que poco a poco va calando más y más, y que, si no se llega a una solución real, hará a una metástasis, muy difícil de curar”.

Esperanza con nuevo Gobierno

El director ejecutivo del Grupo de Trabajo del Triángulo Norte de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Michael Camilleri, indicó en su momento que Honduras pierde el 12.5 por ciento de su producto interno bruto (PIB) (unos 65,000 millones de lempiras) como consecuencia de la corrupción en el sistema público.

Por lo anterior, el miembro del Consejo Juvenil Para El Desarrollo De Honduras, reiteró que esperan que el Gobierno de Xiomara Castro pueda proporcionar los mecanismos y herramientas necesarias para poder disminuir las tasas de corrupción e Impunidad en el país.

“Por supuesto, se verán mejoras. El gobierno anterior excluyó del país a las organizaciones que se oponen a la impunidad. Esto dejó una estructura política establecida por el bipartidismo y las élites económicas, convirtiendo a Honduras en un dominio de ladrones”, señaló.

Asimismo, que “el Estado se ha convertido en una oportunidad para promover el saqueo de los recursos y toda necesidad o emergencia social se convierte en una oportunidad de saqueo”.

Desde su perspectiva, mencionó que Xiomara Castro entre sus primeras acciones como presidenta de Honduras solicitará una Comisión Internacional Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (CICIH), así como múltiples auditorías en temas de deudas externas/internas, tasa de seguridad, entre otros.

“Estas operaciones serán la confirmación que tendremos un cambio de 360 en temas de corrupción y un gobierno que junto al pueblo luchará para castigar a todos aquellos que han saqueado al país” añadió.

Sobre las peticiones desde el sector de la juventud en el país, sostuvo que “para poder luchar ante la corrupción se le pediría a la electa presidenta que se implementen todos los medios de transparencia posible”.

“Que se respeten los procesos judiciales y que haya un equilibrio entre los tres poderes del estado. Que se evite y se castigue las instituciones que contraten a sus empleados debido a su afiliación política y no debido a la capacidad y habilidades requeridas para desempeñar las funciones de la posición”, pidió.

“Venimos de años de discursos del fin de la corrupción y el inicio de un régimen de honestidad y austeridad, pero esto solo ha sido una falacia, a estas alturas pedimos acción, mano dura desde el día uno”, vaticinó.

Finalmente, Castro dijo que la mejor manera de prevenir la corrupción es mediante el fomento de valores y educación en la población, evitando ser partícipe de cualquier acto de corrupción y denunciar cualquier acto que involucre este flagelo.

“Generalmente, las personas se quejan de lo corrupto que son nuestros gobiernos pero ellos mismos forman parte de esta corrupción al no acatar las leyes y querer evadirlas. Un ejemplo claro es con la policía cuando nos van a dar una esquela o quitar la licencia preferimos pagarle al oficial antes que recibir la sanción aun cuando sabemos que no es lo correcto”, ejemplificó.

“Es muy importante promover la denuncia ciudadana en prácticas de corrupción. Buscar la participación de la ciudadanía hondureña e incentivarla a denunciar actos de corrupción de cualquier índole y desarrollar un esquema de protección para los denunciantes”, concluyó.

Antecedentes

La corrupción es un complejo fenómeno social, político y económico, que afecta a todos los países. Por ejemplo, socava las instituciones democráticas al distorsionar los procesos electorales, pervertir el imperio de la ley y crear atolladeros burocráticos, cuya única razón de ser es la de solicitar sobornos. También atrofia los cimientos del desarrollo económico, ya que desalienta la inversión extranjera directa y a las pequeñas empresas nacionales les resulta a menudo imposible superar los «gastos iniciales» requeridos por la corrupción.

El 31 de octubre de 2003, la Asamblea General aprobó la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción Documento PDF, que entró en vigor en diciembre de 2005, y pidió al Secretario General que designara a la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) como la secretaría para la Conferencia de los Estados Partes de la Convención.

Para crear conciencia contra esta lacra y difundir el valioso papel de la Convención a la hora de luchar contra ella y prevenirla, la Asamblea también designó el 9 de diciembre como Día Internacional contra la Corrupción.

Gobiernos, el sector privado, organizaciones no gubernamentales, medios de comunicación y ciudadanos en todo el mundo están uniendo fuerzas para combatir este delito. El Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD) y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) están en primera línea en ese esfuerzo.

URL Corta: https://bit.ly/3GuzGqy
¡Escanéame!
Anuncio de Vinkmag