Repudian que el CN siga aprobando decretos para dejar “contratos amarrados”

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp
Email

***El CN aprobó varios dictámenes en las ultimas horas, algo que ha sido criticado por la oposición.

[su_heading]Tegucigalpa, Honduras[/su_heading]

El Congreso Nacional (CN) aprobó este viernes el dictamen que faculta a la Administración Aduanera de Honduras para que perciba y realice el cobro de los servicios que se prestan por la inspección de seguridad de la carga de contenedores en Puerto Cortés.

En ese sentido, se autoriza a la Administración Aduanera para que, durante la vigencia del contrato de servicios derivado del proyecto de Adquisición de Equipo, Ejecución y Administración del Sistema Integral de Inspección Aduanal no Intrusivo para la Aduana de Puerto Cortés, se haga cargo de la administración de la información y estadísticas.

Adicionalmente que proceda a realizar estudios necesarios para la implementación de Sistemas de Inspección no Intrusivo para las aduanas a nivel nacional.

Además, aprobó convenios de crédito entre el Banco Central de Honduras (BCH) y el Gobierno de Honduras por intermedio de la Secretaría de Finanzas por un monto de hasta 143 millones 282 mil 261 de dólares para atender la crisis humanitaria.

El decreto también incluye los convenios por 232 millones 925 mil 029 dólares y otro por un monto de 89 millones 841 mil 766 dólares, cuyo objetivo es atender crisis humanitarias, sanitarias y efectos adversos provocados por la pandemia de Covid-19 y los desastres provocados por las tormentas tropicales Eta y Iota.

Críticas por aprobaciones

Sin embargo y tras lo aprobado, el diputado por el departamento de Colón del Partido Libertad y Refundación (Libre), Ramón Soto Bonilla, cuestionó que el Congreso Nacional siga aprobando decretos en sesiones virtuales a espaldas del pueblo hondureño.

“Solo queremos dejar algo claro que ya no tiene ninguna razón hacer más sesiones virtuales de este Congreso, ya no pueden estar aprobando nada, por favor que respeten la voluntad del pueblo, porque ya hay un mandato claro y directo con casi dos millones de hondureños que respaldaron a la presidenta Xiomara Castro y que ordenan que ya no sigan aprobando nada más”, señaló Soto.

Asimismo, refirió que los actuales congresistas solo deben hacer una sesión protocolaria, pero ya no puede seguir aprobando nada, porque perdieron la legitimidad y no hay ninguna razón para que sigan ratificando barbaridades.

La diputada también del Partido Liberal, Karla Medal, lamentó que en pleno diciembre sigan las malas noticias.

“Hoy mismo se nos convocó a sesión (…) no se nos habían enviado los dictámenes sometidos a discusión”, denunció la parlamentaria.

“Hoy ya sometieron a aprobación las reformas a ese contrato, hicieron algunas modificaciones y al final se le ampliaron las facultades a Aduanas para que estos administren algunos fondos y el trasfondo de esta reforma que enviaron al Congreso Nacional es porque en un futuro quieren adjudicarlo -contrato- de dedo a una empresa sin pasar por el proceso de licitación”, aseguró.

Además, Medal dijo que se rumora que esa empresa sería afín al gobierno nacionalista.

Sin embargo, el diputado nacionalista por Cortés, Samir Molina, aseguró que no están dejando ningún contrato amarrado como se denuncia.

El parlamentario explicó que actualmente la empresa que tiene el contrato está próxima a vencer, y que la Ley de Contratación del Estado hace especial referencia que cuando un contrato está pendiente de vencerse, corresponde autorizar la extensión del plazo por seis meses mientras se realiza el proceso de licitación pública conforme a ley.

“Nosotros somos el Poder Legislativo y estamos legislando para ver quien es la empresa responsable del recaudo de esta tarifa, actualmente lo hace la Empresa Nacional Portuaria (ENP) y con esta reforma lo haría la autoridad aduanera que es la encargada de hacer las inspecciones dentro del recinto portuario, no perjudica en nada las finanzas de la ENP”, aseguró. GO/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3Fgu2rW
¡Escanéame!
Coma
Coma