Rosibel Cruz lleva a Honduras a la cima en las 7 cumbres más altas de Centroamérica

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Recientemente, la destacada deportista logró subir las siete cumbres más altas de Centroamérica. Al inicio, su meta era lograr el Top 3 de las montañas más altas de Honduras, pero al cumplirlo, se dio cuenta el que el siguiente reto eran toda la región centroamericana.

Por: Gabriel Ortiz
Tegucigalpa, Honduras

Muchos hondureños continúan destacándose en diferentes ámbitos y enalteciendo el nombre del país por cosas positivas.

Rosibel Cruz Aguilera es una capitalina de 46 años que decidió ponerse como reto escalar las siete cumbres más altas de Centroamérica, alzando la Bandera Nacional que ondeó por lo alto al cumplir este reto.

De profesión ejecutiva, licenciada en Administración de Empresas con maestría en Dirección Comercial y Marketing, descubrió su pasión por el montañismo y decidió aventurarse en él.

“Realmente siempre me encantó la naturaleza y las actividades al aire libre, me encanta disfrutar del campo; sin embargo, de pequeña no me imaginé haciendo montañismo, ni corriendo Ultra Trail de Montaña”, confió esta admirable catracha en entrevista con Hondudiario.

Rosibel comenzó participando en carreras en la calle, para más tarde descubrir la emoción del montañismo como deporte, algo que su familia y amigos apoyan y admiran.

“Mi familia y círculo de amistades me apoyan y admiran, por lograr el ascenso de montañas, sabiendo que existe un enorme esfuerzo de mi parte, logrando equilibrar mi vida como ejecutiva en el sector financiero, hacer mi rol de madre y dedicar tiempo a mi familia; así como realizar mis entrenamientos, tiradas largas de fin de semana y a su vez el poder realizar mis expediciones en el exterior”, contó.

Asimismo, mencionó que lo más lindo que le ha dejado este deporte, es el bienestar integral, ya que, a través de él, se logra un balance que produce, bienestar físico, emocional y mental, ayudando a manejar mejor nuevos niveles de estrés, derivados de la rutina diaria de hoy en día.

“Para mí es mi mayor pasión; el solo hecho de salir y estar en contacto con la naturaleza, me hace muy feliz. En mi opinión muy personal; el ascender esas cumbres y atravesar las montañas, me da la enorme satisfacción de llegar a esos recónditos lugares, donde pocos logran llegar. El montañismo, me ha obsequiado la maravillosa experiencia, de poder ver la magnificencia de la creación de Dios; puesto que es un regalo bello y único, estar en las alturas y apreciar esos majestuoso paisajes, que solo estando allí, se pueden observar. Un verdadero regalo para nuestros ojos y nuestra alma”, mencionó.

Las 7 cumbres más altas de Centroamérica

Recientemente, la destacada deportista logró subir las siete cumbres más altas de Centroamérica. Al inicio, su meta era lograr el Top 3 de las montañas más altas de Honduras, pero al cumplirlo, se dio cuenta el que el siguiente reto eran toda la región centroamericana.

“El lograr el Top de las montañas más altas de Honduras, me encantó y me retó a realizar el de las 7 Montañas más altas de Centroamérica. El lograrlo con mucho éxito y en tiempo récord, me hizo muy feliz; me llenó de mucha satisfacción y me ha permitido definir mi tercer reto, que es ir por las Cumbres más altas de América”, contó.

Además, adelantó que, “como soy una apasionada de Honduras, mi idea ha sido, iniciar por casa, luego por Centroamérica y ahora por el continente americano, en esa secuencia ha venido mi planificación en el montanismo”.

Pero este emocionante deporte también lleva ciertos riesgos, algo para lo que Rosibel también se ha preparado y poder cubrir cualquier cambio o situación que se presente escalando estas altas montañas.

“Definitivamente al estar en la montaña, estamos expuestos a varios riesgos inminentes, así como peligros y situaciones imprevistas, que van desde cambio repentino del clima, deslaves por la saturación de los suelos, caída de árboles mientras vamos en ascenso, cambio de temperatura y presencia de felinos en alguna oportunidad”, explicó.

El peligro más puntual que ha ocurrido fue cuando hizo el ascenso a la Montaña del Uyuca, donde fueron alertados por el rugido de un felino a pocos metros de distancia, activando inmediatamente, su plan de emergencia, siendo este funcional.

“En otra ocasión, fue un cambio repentino de clima, lo cual también tuvimos que afrontar, activando el protocolo definido para ello. Considero que los riesgos están latentes en cada una de nuestras expediciones, por ende, la importancia de activar los planes de contingencia diseñados para cada situación y el apegarse de manera estricto a los mismos y seguir puntualmente la planificación diseñada para cada ascenso”, agregó.

Apoyo

Por otra parte, la hondureña lamentó que el Montañismo es un deporte no muy conocido en el país, que requiere de mayor apoyo hacia el atleta (montañista) y a los entes responsables de promoverlo y expansión de este, ya que existen carencias latentes, en los aspectos de preparación, capacitación, dotación de recursos e indumentaria necesaria en el área de montaña.

De igual forma, indicó que falta de estímulo en promover la participación de las delegaciones y expediciones de gran envergadura, dentro y fuera de nuestras fronteras.

“En mi caso en particular estoy convencida de que en Honduras, tenemos mucho talento, que podría representar y posicionar de mejor forma el ranking de nuestro país, en las ramas de deporte de montaña; a falta de apoyo por los entes gubernamentales y las instituciones deportivas, ha tocado a los atletas de que practican deportes de montaña, costear de manera personal, sus participaciones, traslados, estadías y todo los costos que derivan de realizar las expediciones de ascenso dentro y fuera del país”, expresó.

Y es que, para practicar este deporte, consideró que lo primero que se necesita es amar la montaña y tener la pasión por el mismo, “ese es un elemento básico”, dijo.

Segundo, el conocimiento sobre el montañismo, certificarse de ser preciso, para entender todos los aspectos necesarios requeridos para la realización de este deporte, manejo de técnicas de ascenso y descenso para los diferentes tipos de terreno, conocer sobre mitigación de riesgos, desarrollar sentido de ubicación, poseer conocimientos de primeros auxilios, conocer el manejo óptimo de los recursos y equipo de montaña.

“Y como tercer elemento, contar con la preparación física y acondicionamiento de su cuerpo, así como la preparación adecuada, previo a cada partición en eventos deportivos o de una expedición, donde debemos tener una programación anual, y en base a ello, ir desarrollando el plan de entrenamiento y alimentación, ya que todo es un proceso integral para tener una preparación adecuadas y por ende lograr los resultados esperados. Es muy importante tener las ganas y deseos de lograr hacer retos grandes y complejos, que nos reten como personas y atletas y nos permitan dar lo mejor de nosotros siempre”, sostuvo Rosibel.

La atleta decidió enviar un mensaje a todos los que deseen en algún momento unirse a este tipo de actividades, a vivir al extremo este deporte que pone un toque diferente a la rutina de aquellos que lo practican.

“Mi objetivo en todo este proceso evolutivo en el montañismo, es poder marcar la diferencia, dejando una huella positiva en todo lo que realizo, logrando motivar e inspirar a otras personas, haciéndoles ver que toda meta o sueño se puede lograr, en cualquier perspectiva de la vida; trabajando para ello, con mucho esfuerzo, disciplina, compromiso, enfoque y sobre todo pasión y amor por esa meta, que logramos alcanzar”, resaltó.

“Para ello debemos dar lo mejor de nosotros siempre. Siempre digo, “El cielo es el límite”, y en esta disciplina deportiva que practico mi lema es: “Honduras en las alturas, pero sobre todo en el corazón”, concluyó.

El recorrido de Las 7 Cumbres Centroamericanas fue realizado en el siguiente orden:

1.Cerro Las Minas, Honduras a 2,849 msnm

2.Cerro Mogoton, Nicaragua a 2,107 msnm

3.Cerro El Pital, El Salvador a 2,730 msnm

4.Volcán Tacaná, Guatemala a 4,092 msnm

5.Volcán Tajumulco, Guatemala a 4,222 msnm

6.Cerro Chirripó, Costa Rica a 3,820 msnm

7.Volcán Barú, Panamá, a 3,475 msnm

URL Corta: https://bit.ly/3BMVMSg
¡Escanéame!
Coma
Coma