Xiomara Castro a hacer historia como la primer mujer presidenta de Honduras

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***Xiomara será investida en el estadio Nacional de Tegucigalpa, entre múltiples invitados especiales y bajo amplias expectativas de los hondureños que buscan recobrar la esperanza perdida en los políticos.

Tegucigalpa, Honduras

Xiomara Castro, líder del Partido Libertad y Refundación (Libre), hará historia este 27 de enero al asumir como la primera mujer en llegar a la Presidencia de Honduras en sus 200 años de historia republicana del país.

Xiomara será investida en el estadio Nacional de Tegucigalpa, entre múltiples invitados especiales y bajo amplias expectativas de los hondureños que buscan recobrar la esperanza perdida en los políticos.

La victoria de Xiomara Castro sugiere un hecho histórico no solo por ser la primera mujer presidenta de Honduras, sino porque además termina con el bipartidismo del Partido Nacional y Liberal que por décadas se han mantenido en el poder.

Su papel político se ha forjado desde muchas décadas atrás primero en el Partido Liberal (PL) donde se destacó en el movimiento femenino de ese instituto político y luego su acompañamiento en las campañas presidenciales de su esposo Manuel Zelaya.

Sin embargo, tras la crisis política del 2009 que deja fuera del poder al presidente Zelaya, Xiomara tomó protagonismo y demostró su valor como dirigente encabezando como cualquier activista sin temor las manifestaciones en las calles, y es cuando surge el Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) del que luego surge Libre, formado principalmente con facciones del Partido Liberal.

En 2012 anunció su candidatura presidencial al frente de Libre, así llega a las elecciones generales en 2013 pero perdió frente al presidente, Juan Orlando Hernández Alvarado del Partido Nacional (PN).

Luego en 2017 cedió su candidatura presidencial a Salvador Nasrralla, para que él fuera el candidato presidencial por la Alianza de Oposición, mientras ella acompañó en la fórmula como candidata a primera designada presidencial. Pero volvió a perder ante Juan Orlando Hernández, en una reelección que hasta hoy es cuestionada.

Finalmente fue candidata a la presidencia por Libre para las elecciones generales de noviembre de 2021, las cuales ganó arrolladoramente con más de 1.7 millones de votos, convirtiéndose en la primera mujer electa presidenta de Honduras.

Histórico

La nueva presidenta llega al poder 67 años después de la conquista más importante en la vida política de las mujeres: que les reconocieran el derecho a votar en las elecciones generales.

Fue el 25 de enero de 1955, durante la Administración de Julio Lozano, cuando se emitió el decreto para que las mujeres votaran, lo que pudieron hacer para elegir al presidente José Ramón Villeda Morales (1957-1963), quien fue derrocado el 3 de octubre de 1963 cuando estaba por concluir su mandato de seis años.

Castro, administradora de empresas y casada con el expresidente Manuel Zelaya, quien fue derrocado el 28 de junio de 2009 cuando promovía reformas constitucionales que la ley le impedía, dirigirá Honduras hasta el 27 de enero de 2026, tras ganar las elecciones del 28 de noviembre pasado con un amplio margen, y sustituye en el cargo a Juan Orlando Hernández, quien ha gobernado el país desde 2014.

Pese a ellos, la Comisionada Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), Blanca Izaguirre, consideró que Honduras registra “un avance significativo” en la participación de la mujer en política, pero ellas todavía siguen sufriendo violencia, desapariciones forzadas, violaciones, represión e intimidación debido a la “indiferencia de muchas autoridades”.

Retos

Entre los desafíos que enfrentará Castro de Zelaya, está la precaria situación económica, la pandemia de COVID-19 en alza, altos índices de pobreza y corrupción, más el narcotráfico que además ha salpicado a altos funcionarios y políticos.

Según diversas fuentes, la crisis económica se agudizó con la pandemia, que desde marzo de 2020 se comenzó a expandir.

La crisis sanitaria no solo ha dejado unos 10,500 muertos y 388,000 contagios, también llevó a la quiebra o cierre temporal a micros, pequeñas, medianas y grandes empresas, lo que derivó en que unas 500,000 personas se quedaran sin empleo, según fuentes del sector.

El país además sufrió en noviembre de 2020 severos daños a su infraestructura y economía por las tormentas tropicales Eta e Iota.

Según analistas, antes de la pandemia la pobreza afectaba a más del 60 por ciento de los 9,5 millones de hondureños, pero luego de dos años y el daño que causaron Eta e Iota, la cifra de pobres supera el 70 por ciento.

Esperanza

Sin embargo, la expresidenta del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juliette Handal, dijo que la presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro, quien tomará posesión este jueves, genera esperanza y expectativas en la población.

Handal expresó que el mandato que tiene Castro es contundente por parte del pueblo para luchar contra la corrupción y la impunidad que impera en el país.

“Ella tiene un mandato de más 1.7 millones de hondureños, o sea, ella tiene un gran compromiso, porque por primera vez en la historia de Honduras una mujer es electa presidenta, y eso la compromete aún más y se vuelve un reto para abrirle el camino a miles de niñas, mujeres y jóvenes que de alguna manera van a tener la ilusión de participar en la vida pública del país”, amplió.

La empresaria dijo estar más que segura que con ese compromiso, mandato, respaldo y si se rodea de un buen equipo de trabajo, Xiomara Castro hará un buen gobierno.

“Hay mucho que hacer, ella ha hablado de un gobierno de integración y conciliación con todos los sectores, eso genera esperanza y expectativa y eso es lo que nos hemos generado todos los hondureños”, cerró. GO/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma