Proyecto “Criando con Amor” recibe evolución positiva por su labor

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***El proyecto invierte en lo más importante para el presente y futuro del país: los niños y las niñas, en especial los más vulnerables.

Tegucigalpa, Honduras

Honduras presenta una mejora continua en la atención y asistencia de la primera infancia, según la evaluación del Sistema comunitario Criando con Amor, llevada a cabo con diferentes actores vinculados al tema.

Para esta valoración correspondiente al periodo 2015-2019, se contrató a la Firma Econometría y, entre otros, la revisión incluyó indicadores de eficacia de los mecanismos, resultados y factores claves. También la eficiencia del uso de recursos humanos y financieros, al igual que el adecuado desarrollo de capacidades institucionales.

El proyecto “Criando con Amor” ejecutado por la Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (Sedis), apunta a mejorar la salud y las esperanzas de vida de los hondureños por medio de una avanzada estrategia de intervención, desde la etapa prenatal del individuo, hasta su infancia.

131 municipios beneficiados

En línea con lo anterior, para Honduras resulta de gran importancia, entre otros, la vacunación infantil, la atención a las enfermedades prevalentes en la primera infancia, la atención del parto institucional, la prevención de la desnutrición, estimulación temprana e inscripción oportuna del nacimiento, entre otras intervenciones.

Todas estas variables forman parte de Criando con Amor que se implementa en 131 municipios de 6 departamentos del país: Lempira, Intibucá, La Paz, Santa Bárbara, Ocotepeque y Copán.

La visión, según el Plan Estratégico de Atención Integral a la Primera Infancia, establece que al año 2025, el conjunto de acciones de la Política Pública habrá contribuido a que los menores reciban una asistencia que asegure el cumplimiento de sus derechos.

Según registros oficiales, la población infantil entre las edades de 0 a 6 años representa un 28.3 por ciento de la población total del país, de los cuales el 22.6 por ciento sufre desnutrición crónica y 15, no tiene su esquema de vacunación; sin embargo, el 72 por ciento de las causas de muerte de estos infantes son prevenibles.

Otro dato de relevancia tiene que ver con que las madres dan, en promedio, dos meses y medio de lactancia materna, de los seis sugeridos la UNICEF.

“Como autoridades estamos plenamente convencidos de la necesidad de invertir en la primera infancia para que los niños y niñas tengan más posibilidades de convertirse en adultos económicamente productivos”, señaló la viceministra de Inclusión, Doris Mayel Mendoza.

En ese sentido, agregó que “con este Sistema, cumplimos con el objetivo de dar atención integral de los niños y las niñas menores de seis años, en sus propias comunidades, con el acompañamiento familiar a través de visitas domiciliarias de los voluntarios de cada comunidad”.

Los más vulnerables

El sistema, de igual manera, se ocupa de fortalecer a las familias de menores de seis años, que han sido focalizadas y viven en condiciones de pobreza, a éllos se les entregan pañaleras, en el caso de “madres 5 estrellas” (captadas antes de las 12 semanas, con 5 controles prenatales, parto institucional y control en el puerperio).

También se les obsequia kits de higiene básico para prevención de la Covid-19. Además kit de complemento alimenticio para los niños identificados con desnutrición crónica entre los seis meses de edad a los seis años y kit de materiales de uso común orientado a estimular el desarrollo de los niños con discapacidad.

“Estamos trabajando para lograr dar el mejor comienzo a las nuevas generaciones, e invertimos en lo más importante para el presente y futuro del país: los niños y las niñas, en especial a los más vulnerables, a ellos queremos darle un buen comienzo a la vida, concluyó la viceministra Mendoza. Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/37s405N
¡Escanéame!
Coma