Dos prestigiosas marcas se unen contra la desnutrición en Honduras

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***La mancuerna entre ambas marcas tiene un tercer aliado estratégico. Se trata de la Fundación Hombro a Hombro, institución sin fines de lucro de amplio prestigio en el país.

Tegucigalpa, Honduras

La desnutrición crónica en Honduras, especialmente en la población infantil, es un problema que ha aquejado a distintos sectores desde hace décadas. Esta situación ha llegado a niveles tan extremos que colocan al país como uno de los más afectados a nivel mundial. De acuerdo con cifras de UNICEF, el 47.6 por ciento de los niños y niñas en Honduras sufren de desnutrición crónica; una cifra verdaderamente alarmante.

Las consecuencias de la desnutrición en los menores de edad son varias y todas preocupantes, pues van desde problemas de aprendizaje hasta deficiencias en el crecimiento físico, hasta afecciones en el sistema inmunológico. El desarrollo de un niño desnutrido se ve afectado enormemente y trae consigo otros desafíos para su futuro, además de ser normalmente un círculo que se transmite de generación en generación.

Es por ello que, en el marco de esta situación, dos marcas de prestigio, Scentia y The Mathile Institute en los Estados Unidos, deciden dar un paso adelante para combatir juntos esta problemática en Honduras. Ambas empresas realizaron en conjunto una donación de 16,000 porciones de Chispuditos®, producto creado a base de maíz y soya con 21 micronutrientes, que ha demostrado su eficacia en la calidad de vida de los niños que lo consumen.

“Desde la creación de la empresa, la responsabilidad social ha sido un pilar fundamental de la cultura organizacional, razón por la que hace parte de nuestros objetivos estratégicos. Somos conscientes del impacto que la desnutrición crónica tiene dentro de las comunidades más vulnerables de Honduras y no podemos ser ajenos a lo que consideramos uno de los grandes retos que tenemos como país”, afirmó el gerente de país Scentia Honduras, Mauricio Pineda.

Por su parte, el director ejecutivo de The Mathile Institute desde los Estados Unidos, Óscar Dussán, expresó que, “es muy satisfactorio para nosotros poder seguir apoyando proyectos que van en pro de la niñez hondureña en el combate de este grave problema. Nosotros como instituto esperamos no tener que existir en diez años, porque eso significaría que hemos derrotado a la desnutrición y esa sería la mejor noticia para nosotros”.

Brazo ejecutor de clase mundial

La mancuerna entre ambas marcas tiene un tercer aliado estratégico, sin el cual esta donación de más de 16 mil porciones de Chispuditos® no podría llegar a las comunidades. Se trata de la Fundación Hombro a Hombro, institución sin fines de lucro de amplio prestigio en el país por su transparencia y capacidad de ejecución de programas de enorme impacto social.

El coordinador de brigadas de la Fundación Hombro a Hombro Honduras, Gustavo Meza,  mencionó que, “nos sentimos muy complacidos de ser parte de esta donación y la alianza entre estas dos instituciones, quienes con sus fortalezas han decidido unir esfuerzos para lograr un impacto significativo en la reducción de los índices de desnutrición en el país, considerando que uno de los departamentos con mayor porcentaje es Intibucá, donde estaremos impactando directamente con este significativo aporte”.

Aliados en la lucha

The Mathile Institute fue fundado en 1989 por el billonario estadounidense Clay Mathile para el Avance de la Nutrición Humana. Inspirado por el trabajo de su amigo, el Dr. Norman Borlaug, Premio Nobel y padre de la Revolución Verde, Clay combinó su pasión por la ciencia y la nutrición con su creencia de que ningún niño debería sufrir por la falta de alimentos de calidad para crear soluciones prácticas y sostenibles y tienen como visión estratégica eliminar la desnutrición en niños de 6 meses a 6 años en Centroamérica para el 2030.

Chispuditos® es un suplemento nutricional que cuenta con 21 micronutrientes cruciales para contribuir a mejorar el crecimiento, desarrollo y la salud de los niños de los 6 meses a los 6 años de edad. El vehículo para proporcionar estos micronutrientes son el maíz y la soya. Fue creado así, entre otras razones, para aprovechar las preferencias alimentarias de la población a la que va dirigido, además de aportar una óptima dosis de proteína por medio de la soya. La mezcla de este producto, conocida como M+, contiene la mejor mezcla de micronutrientes disponibles en el mercado y las concentraciones ideales de hierro y zinc. GO/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3rWmQJK
¡Escanéame!
Coma
Coma