Elliot Page, portada de Time en su primera entrevista como transgénero

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

***El actor de ‘Juno’ y ‘The Umbrella Academy’ se sincera con la revista sobre todo el proceso de cambio que lleva desde niño.

Tegucigalpa, Honduras

El actor Elliot Page, anteriormente conocido como Ellen Page, ha dado su primera entrevista a un medio desde que el pasado diciembre revelase que es un hombre transgénero, en una sentida carta publicada en Instagram que le convirtió en uno de los famosos más influyentes y ejemplares dentro de la comunidad trans.

Una liberadora y extensa charla con TIME, realizada el pasado febrero, en la que el actor de 34 años cuenta cómo ha sido el complicado proceso hasta conseguir su verdadera identidad género, y en la que estuvo llorando desde el principio. «Lo siento, voy a estar emocionado, pero eso es genial, ¿verdad?», se disculpaba con la periodista Katy Steinmetz.

«La emoción y gratitud se mezcla con mucho miedo y ansiedad»

«Este sentimiento de verdadera emoción y profunda gratitud por haber llegado a este punto de mi vida se mezcla con mucho miedo y ansiedad», reconoce el actor que cautivó al mundo hace 14 años en el papel de la adolescente precoz y embarazada, Juno.

Page dice que se esperaba mucho «apoyo» cuando reveló su identidad sexual, pero también «mucha transfobia», que es «esencialmente lo que pasó», como ya expresó tres semanas después de su emotiva carta.

El actor cuenta el proceso en el que aún se encuentra de entenderse a sí mismo y conseguir que lo hagan los demás.

Su madre le dejó cortarse el pelo con 9 años: «Quería ser un niño»

Elliot Page recuerda que sus primeros deseos de ser niño se remontan a su infancia en Halifax, Nueva Escocia. Su primer logro, cuando empezó a sentirse como un niño, fue con solo 9 años, cuando su madre le permitió cortarse el pelo. «Quería ser un niño y me sentí como un niño». Y le emocionó ver que la gente empezaba a percibirle como realmente se sentía.

Consiguió que le dejaran jugar en el equipo de fútbol masculino

Page jugó fútbol competitivo y recuerda la agonía cuando le dijeron que tendría que jugar en el equipo femenino, una vez que dejara de formar parte de los equipos mixtos. Después de una apelación, se le permitió a Page jugar con los niños durante un año más.

El actor hizo varias películas en las que tuvo que dejarse otra vez el pelo largo y no pudo cortárselo de nuevo hasta los 16 años, cuando hizo Mouth to Mouth donde interpretó a una joven anarquista. Esa vez se lo afeitó por completo y los niños de su escuela secundaria se burlaron de él, aunque él se sentía a gusto. Pero su felicidad duró poco ya que para Hard Candy (2005), le pidieron que volviera su cabello.

Dos años después llegaría Juno, la película que con 21 años le dio la fama además de nominaciones al Oscar, BAFTA y Globos de Oro.

Tuvo depresión y ansiedad y pensó dejar la actuación

«Nunca me reconocí en las imágenes de esa época», dice Page a Time. “Durante mucho tiempo ni siquiera pude mirar una foto de mí mismo o ver mis películas en papeles femeninos».

En la época posterior en que hizo taquillazos como X-Men: The Last Stand o Inception, Page sufría depresión, ansiedad y ataques de pánico. «No sabía cómo explicarle a la gente que aunque yo era actor, ponerme una camiseta cortada para una mujer me hacía sentir tan mal, como disfrazado». Y llegó a plantearse dejar la interpretación.

Su primer momento de liberación llegó en 2014, al declararse gay por primera vez, en un emotivo discurso en una conferencia de la Campaña de Derechos Humanos en el que denunció los «estereotipos generalizados sobre la masculinidad y la feminidad» en el cine «que definen cómo se supone que debemos actuar, vestirnos y hablar».

Su salida del armario como «gay», un antes y un después

Su salida del armario marcó un antes y un después en la forma de afrontar su carrera. Se casó con la bailarina y coreógrafa Emma Portner, empezó a llevar trajes a las alfombras roja y a producir sus propias películas con protagonistas LGBTQ como Freeheld y My Days of Mercy.

Pero la incomodidad con su cuerpo continuaba. Llegó la pandemia, y su posterior separación de Portner (se divorció a principios de 2021), que supusieron su mayor lucha para reivindicar su verdadero género.

Eligió «Elliot» por la película «E.T.: el extraterrestre»

Decidió empezar por cambiarse el nombre, a Elliot, «que siempre me gustó», y pedir que usasen el pronombre «él». Page tiene un tatuaje que dice E.P. TELÉFONO A CASA, en referencia a la mítica película ET.

Page cuenta emocionado a Time que su madre, hija de un ministro nacida en los años 50, le dice que «está muy orgullosa» de él. «Ella quiere que yo sea quien soy y me apoya plenamente», dice.

«La cirugía transformó completamente mi vida»

La siguiente decisión fue someterse a una cirugía superior, de la que se estaba recuperando cuando publicó la carta en Instagram.

Respeta a los que no quieren hacerse cirugía, pero él reconoce que para él ha supuesto que finalmente se reconozca a sí mismo cuando se mira en el espejo. «Ha transformado completamente mi vida», dice.

«Salir del armario como trans fue egoísta, quiero vivir y ser quien soy»

Page dice que salir del armario como trans fue «egoísta» en cierta manera: «Es para mí. Quiero vivir y ser quien soy ”. Pero también sintió la necesidad moral de hacerlo.

Desde su salida del armario como gay, Page lleva años convertida en activista del movimiento LGTBQ. En 2017 publicó una publicación en Facebook donde acusó al director Brett Ratner de exponerlo a la fuerza como gay en el set de una película de X-Men.

Su privilegio como hombre trans «blanco, rico y famoso»

El actor es consciente del privilegio que tiene como persona trans blanca, rica y famosa. «Mi privilegio me ha permitido tener recursos para pasar y estar donde estoy hoy», dice Page, «y, por supuesto, quiero usar ese privilegio y plataforma para ayudar en lo que pueda».

Las feministas radicales «se aferran a esas ideas porque les hace sentir seguras»

«Sabemos quiénes somos», dice Page. «La gente se aferra a estas ideas firmes [sobre el género] porque las hace sentir seguras. Pero si pudiéramos celebrar todas las maravillosas complejidades de las personas, el mundo sería un lugar mejor».

«Cuando no hay ejemplos de transmasculinidad, la gente nos ve como monstruos»

Page se refiere repetidamente a sí mismo como un «chico transgénero». También se llama a sí mismo no binario y queer, pero para él, la transmasculinidad está en el centro de la conversación en este momento. «Es un viaje complicado», dice, «y un proceso continuo». Y lamenta la falta de ejemplos que han tenido las personas como él. Cuando no hay ejemplos, dice a Time, «la gente nos convierte en monstruos».

Se ha conseguido mucho, pero en Hollywood todavía hay mucho camino que recorrer para permitir que las personas LGTBQ se pronuncien libremente. La serie que protagoniza en Netflix, The Umbrella Academy, cambió su nombre a Elliot en los títulos de crédito nada más salir su carta en Instagram.

Sus compañeros de rodaje han visto un cambio. «Parece que se ha quitado un tremendo peso sobre sus hombros, una sensación de comodidad», dice el showrunner Steve Blackman. «Hay una ligereza, mucha más sonrisa».

Page es feliz de poder interpretar a partir de ahora un nuevo espectro de personajes. «Estoy muy emocionado de actuar, ahora que soy completamente quien soy, en este cuerpo», dice. «No importa los desafíos y los momentos difíciles de esto, nada equivale a llegar a sentir cómo me siento ahora». NIUS/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3lksUu6
¡Escanéame!