Jennifer Lawrence estuvo a punto de perder la vida en un avión

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Jennifer Lawrence también dejó claro que no compartirá con la prensa detalles de su embarazo o su bebé.

Tegucigalpa, Honduras
Jennifer Lawrence

Jennifer Lawrence no solamente ha hecho varios osos en público, sino que también ha pasado tragos muy amargos, como la vez que estuvo a punto de morir a bordo de un avión.

La actriz recordó que hace cuatro años, pensó que moriría, pues el avión en el que iba tuvo un severo problema con uno de sus motores.

Según contó, los hechos ocurrieron en 2017, durante un vuelo privado Kentucky-Nueva York. De pronto uno de los motores de la aeronave empezó a fallar, lo que los obligó a hacer un aterrizaje de emergencia en Buffalo.

“Mi esqueleto era todo lo que quedaba en el asiento. Todos íbamos a morir. Empecé a dejar pequeños mensajes de voz mentales a mi familia, ya sabes, ‘He tenido una gran vida, lo siento’”, contó la actriz a la revista Vanity Fair.

“Me sentí culpable porque todo mundo iba a estar tan triste. Y, oh, Dios, Pippi (mi perro) estaba en mi regazo, esa fue la peor parte. Ahí estaba esa pequeña cosa que no pidió ser parte de nada de esto”, relató Jennifer Lawrence.

Jennifer Lawrence recuerda que cuando aterrizaron había ambulancias y camiones de bomberos, los cuales llegaron a la pista de aterrizaje. Y fue entonces cuando ella se puso a rezar.

“(Le recé) no al Dios específico con el que crecí, porque era aterrador y un tipo muy crítico, pero pensé: ‘Dios mío, ¿tal vez sobreviviremos a esto? Seré víctima de quemaduras, esto será doloroso, pero tal vez vivamos. Por favor, Señor Jesús, déjame mantener mi pelo. Envuélveme en tus brazos. Por favor, no me dejes ir pronto’”.

En esa misma entrevista, Jennifer Lawrence habló de su embarazo. O más bien reveló que es muy celosa de esa parte de su vida y que no le gusta hablar de su hijo o hija.

“Si estuviera en una cena y alguien me dijera, ‘¡Dios mío, estás esperando un bebé!’, yo no diría, ‘Dios, no puedo hablar de eso. ¡Aléjate de mí, psicópata!’, pero todos los instintos de mi cuerpo quieren proteger su privacidad por el resto de sus vidas, tanto como pueda”, aseguró.

“No quiero que nadie se sienta bienvenido a su existencia y siento que eso empieza por no incluirlos en esta parte de mi trabajo (las entrevistas)”, recalcó la actriz. Quien/Hondudiario

 

URL Corta: https://bit.ly/2ZfYUJ5
¡Escanéame!
Coma
Coma