Maras y pandillas provocaron violencia atendiendo órdenes de la Alianza