Partidos «bisagra» deben desaparecer porque sólo debilitan la democracia