Casa Galeano en Gracias, Lempira, transporta a los visitantes al pasado a través de su historia

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

*** Según explicó la guía de Casa Galeano, la época más concurrida por turistas nacionales y extranjeros es durante semana santa y la semana morazánica.

Tegucigalpa, Honduras

El Centro de Interpretación Casa Galeano es uno de los patrimonios culturales más importantes y emblemáticos en la ciudad de Gracias, Lempira, que cuenta con una gran historia sobre la familia que figura entre las más importantes de ese municipio.

Fue construida a finales del siglo XIX y a principios del siglo XX y habitada por la familia Galeano Trejo. Uno de los once hijos que procreó doña Sebastiana Trejo y Margarito Galeano, el profesor Alberto Galeano, plasmó su arte en todas las paredes de la casa.

Con al menos tres estancias llenas de memorias sobre detalles íntimos de la familia Galeano,  entre las cuales se describe el lugar donde acostumbraron a tomar sus tés, cafés, vinos y postres que cuenta con dos mesas.

La guía de Casa Galeano, Julissa Alvarenga, explicó sobre las piezas que hay en cada espacio y profundizó que los dos dormitorios que se logran apreciar en la segunda habitación pertenecieron a las “niñas Galeano”, donde una curiosidad es que sus camas eran altas, dado que ahí tenían sus mortajas y ataúdes, “cuando alguien reconocido fallecía, se les prestaba o alquilaba”.

La casa también tiene un lugar donde se ubica el estudio del profesor Alberto Galeano, también se conserva el área de la cocina, donde se observa loza de barro, escalera de una sola pieza, purificador de agua, la piedra de moler y el tabanco que servía para almacenar la comida.

Los espacios se completan con la más reciente habitación denominada “Mi tierra” que alberga la realidad virtual, tuvo sus comienzos en agosto del año 2021 y consiste en transportar a los visitantes al Parque Nacional de la Montaña Celaque mediante aparatos.

Alrededor de la residencia, hay un jardín botánico sembrado por el profesor Galeano con diversidad de plantas, algunas traídas desde China, Madagascar, Colombia y Perú y otras de la localidad. El profesor Galeano era botánico.

Un adorno excéntrico es la existencia de un árbol venenoso llamado Collar de Reina, traído desde Jerusalén y un dato curioso es que durante el año se mantiene en sus cuatro estaciones.

Según detalló Julissa Alvarenga, la casa permaneció en abandono entre 20 y 27 años, por lo que las piezas que se encuentran en el lugar son una réplica, además de que también se retocó las puertas, el techo y se aplica un barniz en el piso una vez por semana, dado que sufrió mucho deterioro.

De la reconocida y recordada familia Galeano, aún existe un descendiente de la tercera generación, Mito Galeano, uno de los pintores más distinguidos de Lempira, quien elaboró la estancia “Mi Tierra”.

Casa Galeano forma parte del patrimonio cultural e histórico que transmite la capital de la identidad nacional, Gracias, y en el Mes de la Herencia e Identidad Hondureña se convierte en uno de los lugares más atractivos para visitar. Paola Castro/Hondudiario

En nuestra Portada...

Coma